Los Reporteros
Los Reporteros

Antonio, un centenario para hacerle justicia

Se cumplen cien años del nacimiento de un transgresor y adelantado a su época

Conquistó los escenarios de todo el mundo pero acabó al final en el olvido

 Los Reporteros reconstruye su historia, su vida

La semana que viene, el Ballet Nacional estrenará en Sevilla un espectáculo como homenaje a su figura

Será el punto de partida de un año de reconocimientos, al que se sumará el Ballet Flamenco de Andalucía, un congreso internacional y una exposición sobre su legado

CANAL SUR MEDIA 10 April 2021

A Antonio Ruiz Soler se le considera el bailarín español más universal, una fama que se labró solo con su nombre, Antonio, Antonio sin más, como pocos lo consiguen. Nació en el barrio sevillano de San Lorenzo.

De él nos habla, entre otros, José Antonio, coreógrafo, bailarín y exdirector del Ballet Nacional: "ese torso cuando levantaba los brazos era absolutamente impresionante y miraba y ahí te podías quedar perfectamente fulminado con el magnetismo que tenía.

También lo hace Manuel Curao, crítico de flamenco: "se prestaba al divismo pero también se prestaba a ser una persona rigurosa e incluso de forma extrema" y Úrsula López, directora del Ballet Flamenco de Andalucía: "fue un transgresor y adelantado a su época y hoy en día seguimos bailando como él".

La semana que viene, el Ballet Nacional estrenará en Sevilla un espectáculo como homenaje a su figura. Será el punto de partida de un año de reconocimientos, al que se sumará el Ballet Flamenco de Andalucía, un congreso internacional y una exposición sobre su legado.

Los Reporteros reconstruye su historia desde pequeño gracias a unas imágenes que ha podido rescatar de 1929. Verán como llegó a lo más alto para acabar siendo ignorado. Este año se presenta la oportunidad para valorar su enorme aportación a la danza española.

Rubén Olmo, director del Ballet Nacional, nos abre las puertas del Ballet Nacional de España para que disfrutemos de los ensayos del Centenario de Antonio Ruiz Soler, uno de los bailaores y bailarines más importantes de la danza española.

En la academia Realito se cruzó con Rosario, con la que formó pareja artística durante más de 20 años, primero como los Chavalillos sevillanos y después como Rosario y Antonio. Al estallar la guerra civil, huyen a Francia para después conquistar Latinoamérica y Estados Unidos.

Tras seducir a los artistas de Broadway y Hollywood y al gran público americano, Antonio, en 1949, pone rumbo a España. Pese a sus miedos, el éxito aquí continúa y, en 1952, inauguran el Festival de Música y Danza de Granada. Una noche memorable que el Ballet Flamenco de Andalucía recreará con 'Antonio, 100 años de arte', un homenaje al maestro que estrenarán en junio.

Premiado y admirado por todos... hasta su última etapa cuando su vida se oscurece. Por blasfemar fue a la cárcel y, ya retirado de los escenarios, lo destituyeron del Ballet Nacional, después de tres años en la dirección. La publicación de unas memorias donde desvelaría sus relaciones amorosas contribuye a que muchos le den la espalda. 

Con su cuerpo medio paralizado, Antonio se despide el 30 de septiembre de 1993 en un homenaje organizado por familiares y amigos como María Rosa. Fue su última gran ovación, aplausos añorados en su último compás. Murió en 1996.

Una vida que podrá rastrearse en una exposición que se celebrará paralela al Congreso. Se abrirán al fin las cajas con los objetos del artista que atesora la Junta en el Centro Andaluz del Flamenco y que llevan veinte años cerradas.

Pertenencias de un mito con magia en los pies y brazos que parecían tocar el cielo, creador de temperamento infernal y movimientos sublimes, pura geometría y arrebato.

Además de los ya citados, participan en este reportaje Francisco Velasco, bailarín del Ballet Nacional de España, Antonia Benítez, alumna de la Academia de Realito, Marta Carrasco, crítica de danza, Rosalía Gómez, crítica de danza, Fernando Belmonte, exbailarín, Manuel Morao, guitarrista flamenco y Rafael Infante, director de la Cátedra de Flamencología de la Universidad de Sevilla.

 

ES NOTICIA