BALANCE XXI BIENAL DE FLAMENCO
BALANCE XXI BIENAL DE FLAMENCO

La Bienal tasa en 8 millones su impacto en los medios de comunicación

La Bienal hace balance tras 49 espectáculos en 6 espacios patrimoniales, 360 artistas participantes, aforos agotados dentro las limitaciones de la pandemia y casi 35.000 visualizaciones en Streaming

Redacción 13 October 2020

La XXI Bienal de Arte Flamenco de Sevilla ha generado 8 millones de euros en promoción del Arte Flamenco. Esa es la cifra que el Ayuntamiento de Sevilla y el resto de instituciones colaboradoras hubieran tenido que invertir para conseguir el espacio necesario en campañas de publicidad y la cobertura informativa en los medios de comunicación convencionales, incluido ya el soporte Internet, que la cita sevillana ha conseguido. Sin embargo, ese gasto de dinero público no se ha producido y la valoración económica avala la apuesta municipal por consumir cultura con seguridad y mantener el compromiso de ser el acontecimiento flamenco más importante del mundo.

En sus 59 días de citas flamencas, la Bienal ha hecho confluir el flamenco más heterodoxo y experimental en sus primeras propuestas del mes de agosto en el Monasterio de San Jerónimo, estrenado como nuevo espacio escénico  para la Bienal: el flamenco ‘De barro’ de Rycardo Moreno, la ‘Zona acordonada’ de Raúl Cantizano, el ‘Electroflamenco’ de Artomático, Los Voluble proclamando su ‘Flamenco is not a crime’, el ‘Flamenco a voces’ de M. de Puchero, Califato ¾ abriendo ‘Lâ treçe puertâ’, y el ‘Duende Eléctrico’ del imprescindible Gualberto.

El inicio de la programación en el mes de septiembre llevó a la Bienal a las sedes del Teatro Lope de Vega, el Teatro Central, la Iglesia de San Luis de los Franceses, el Monasterio de la Cartuja, siendo el Real Alcázar de Sevilla el entorno que albergó su ya célebre flashmob, a cargo de Antonio Canales y María Moreno en el baile, y Rafael Riqueni al toque. El evento, otrora convocatoria multitudinaria, se celebró, en este año excepcional, a puerta cerrada y se retransmitió por streaming, a lo largo y ancho del mundo, alcanzando a ciudades como Estambul (Turquía), Shanghai (China), Hong Kong, Almaty (Kazajistán) o Monterrey (México), marcando así la primera de las emisiones online que conectarían a la Bienal con el mundo.

Un pregón del ex director de la Bienal, Manuel Herrera (director de la Bienal 1998, 2000 y 2002), que celebraba los 40 años de la creación del certamen, abrió la programación de septiembre con un catálogo de propuestas escénicas que la ha confirmado, una edición más, como la muestra de referencia internacional.

La Bienal ha incluido en su programación a grandes baluartes de la danza como el Ballet Flamenco de Andalucía en un espectáculo que celebraba su 25º aniversario; Rocío Molina en su especial homenaje de la guitarra en dos espectáculos concentrados en la misma jornada; Fernando Romero y sus ‘Diálogos con el tiempo’; Farruquito mostrando su verdad en ‘Desde mi ventana’; Antonio Canales celebrando su reencuentro con su ciudad natal con su gran hito ‘Torero’ y su nuevo espectáculo ‘Sevilla a Compás’; Mª del Mar Moreno exponiendo su ‘Memoria viva’; La Lupi en el viaje interior de ‘Lenguaje oculto’; Olga Pericet y su eterna investigación escénica en ‘Un Cuerpo Infinito’; Israel Galván junto a Le Cirque Romanès en ‘Gatomaquia’ o Andrés Marín en “La Vigilia perfecta’ bailando durante toda una jornada en distintos emplazamientos del Monasterio de la Cartuja.

Junto a ellos han irrumpido jóvenes valores ya consolidados que pisan con fuerza los escenarios como Patricia Guerrero que puso la parte coreográfica al ‘Paraíso Perdido’ y reconstruido junto a la viola da gamba de Fahmi Alqhai; Anabel Veloso con su homenaje a la cultura portuguesa en ‘Oro sobre azul’; María Moreno con el desparpajo de su ‘More (No) More’, La Piñona haciendo su personal homenaje a Juan Manuel Flores en ‘Abril’; Asunción Pérez Choni con su cabaret flamenco ‘Cuero/Cuerpo’; David Coria junto al cantaor David Lagos en una aproximación vanguardista al ‘¡Fandango!’; Mercedes de Córdoba con la sinceridad escénica de ‘Ser: Ni conmigo ni sin mí’; Leonor Leal con su evolución coreográfica a partir de los textos del intelectual y poeta granadino ‘Loxa’; o Ana Morales manteniendo un equilibrio vital en ‘En la Cuerda Floja’.

Por otra parte, la Bienal ha concentrado a grandes maestros del toque como Rafael Riqueni, acompañamiento de excepción al baile de Rocío Molina o al cante de Estrella Morente; Daniel Casares con su espectáculo ‘Guitarrísimo’, Joselito Acedo y los sonidos de su ‘Triana D.F. (Distrito Flamenco)’, Antonio Rey haciendo gala de su ‘Flamenco sin fronteras’, Javier Patino compartió su ‘Deja que te lleve’ o Dani de Morón en solitario con su ‘Creer para Ver’. Nuevas manos se consolidan en las guitarras flamencas que pasan por la Bienal como Manuel de la Luz que ha presentado ‘Mi Clave’ o José del Tomate, hijo del legendario Tomatito, que compartió su proyecto debut ‘Plaza Vieja’.

Los sonidos de la Bienal 2020 se han enriquecido con voces míticas como las de José Valencia cantando a Bécquer en ‘La Alta Torre’, El Pele y su ‘A Sangre’, Tomás de Perrate marcando ‘Tres Golpes’, Pedro El Granaíno homenajeando a sus ‘Maestros’, Rafael de Utrera y sus ‘Travesías’ junto al Trío Arbós; o Inés Bacán exponiendo su ‘Memoria de una Superviviente’. Irrumpen con fuerza las nuevas generaciones flamencas en las figuras de María Terremoto que ha presentado su ‘Poesía Eres Tú’, Rancapino Chico proponiendo ‘Una mirada al pasado’, La Tremendita en su espectáculo ‘Tremenda’ o Estrella Morente que cerró la Bienal acompañada por la guitarra Rafael Riqueni.

Por su parte el pianista flamenco Dorantes, embajador de la cultura andaluza, presentó su nuevo trabajo ‘Identidad’, abriendo camino a jóvenes creadores del sonido jondo como P. Ricardo Miño con su ‘Universo Jondo', Diego Villegas y La Electro-Acoustic Band con ‘Cinco’, Andrés Barrios con su piano flamenco dibujando el ‘Universo Lorca’ o Ana Crismán, primera y única persona del mundo que interpreta y compone flamenco con un arpa como instrumento solista.

La Bienal también ha visibilizado la relación del flamenco con otras músicas del Mediterráneo de la mano de la Fundación Tres Culturas con la participación de los artistas Berk Gürman, Alaa Zouiten y Boutcheback en el Pabellón Hassan II, y materializando el intercambio cultural de artistas entre la Bienal y otros festivales mediterráneos con la presencia de la bailaora jerezana María del Mar Moreno en el Festival de las Andalucías Atlánticas de Essaouira.

ES NOTICIA