LA MAÑANA DE ANDALUCÍA
<
LA MAÑANA DE ANDALUCÍA

"El pasaporte inmunitario no tiene sentido, les protege a ellos pero no a los demás"

La viróloga e investigadora Margarita del Val advierte que "el 85% de la población seguimos siendo muy vulnerables y no será el virus quien suba o baje olas; si la desescalada es rápida, la siguiente oleada ocurrirá pronto" 

"Si la vacuna de AstraZeneca tiene un 60% de eficacia, el 40% cuando que se infecte tendrá síntomas pero no serán para ingresar en UCI o la muerte y eso es una mejora tremenda"

23 February 2021

La viróloga e investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Margarita del Val es una de las voces más serias y fiables que han surgido durante esta pandemia de covid y en La mañana de Andalucía ha vuelto a dejar mensajes claves para afrontar la salida de esta pesadilla.

Del Val ha advertido sobre la actual desescalada ante la presión por eliminar restricciones para Semana Santa y el peligro de entrar así en una cuarta ola de contagios. "El 85% de la población seguimos siendo muy vulnerables y no será el virus quien suba o baje olas, así que depende de la estrategia como sociedad. Si la desescalada es rápida, la siguiente oleada ocurrirá pronto y si es más paulatina llegará más tarde. Depende de cómo estemos desescalando", ha dicho.

En este sentido, las vacunas aún no tienen un efecto decisivo sobre todo porque, ha indicado, "quedan 9 millones de mayores de 65 años por vacunar y otros de riesgo especial por enfermedades crónicas". No obstante cree que cuando se vacune a este núcleo poblacional, "aunque hubiera casos, ya no habría colapso de la sanidad ni tantas muertes". Sin embargo, donde sí da fe que la vacuna está teniendo un efecto decisivo es en las Residencias. "Ha sido una labor logística importante porque ni siquiera había un censo de personas en Residencias y esta era la fase más complicada. Ahora, cuando ha habido un brote en las Residencias los síntomas de los contagios han sido leves por lo que el impacto de la vacuna es muy bueno", ha destacado.

Pero estar vacunado no es sinónimo de relajación de las medidas de ahí que no vea con buenos ojos el llamado pasaporte inmunitario para diferenciar a quienes están vacunados de los que no y que así puedan tener acceso a actividades ahora prohibidas, como sería la recuperación en septiembre de los viajes del Imserso, tal y como se está planteando. "De aquí a septiembre habrá medio año más de investigación y la campaña de vacunación muy avanzada pero el pasaporte inmunitario no tiene sentido, es una protección para ellos, pero no para los demás, así que los vacunados deben seguir pendientes no para protegerse, sino para protegernos", ha puntualizado. Y es que los vacunados podrían reinfectarse pero ni siquiera saberlo y actuar como "asintomáticos contagiosos".

En cuanto a la eficacia de las vacunas, ha aclarado algunas dudas sobre si, como si los que reciben la de AstraZeneca están menos protegidos que quienes son vacunados con las de Pfizer o Moderna. "Las mejores vacunas son para las personas con más riesgo pero la vacuna que nos pongan será la mejor para nosotros, como ocurre con la de la gripe. Cuanto más porcentaje de eficacia en ensayos clínicos más va a eliminar los síntomas, pero si la de AstraZeneca tiene un 60% de eficacia, el 40% cuando que se infecte tendrá síntomas pero no serán para ingresar en UCI o la muerte y eso es una mejora tremenda".

ES NOTICIA