MÁLAGA

Estos malagueños quieren cambiar sus vidas. Y es que aunque son jóvenes arrastran numerosas secuelas debido a su obesidad. Uno de los miembros ya cobra una pensión con tan sólo 27 años debido a los problemas de salud que arrastra. Otro componente del equipo ya perdió hace dos años 120 kilos... que ha vuelto a recuperar por completo. Y otro quiere casarse en 2018 con la pareja que comparte desde hace 11 años, y quiere hacerlo, por supuesto, delgado. Álvaro entró en el equipo tras el abandono del anterior componente, Enrique.
Vídeos destacados de Los futboleros