vino de jerez

13 June 2020

El vino de Jerez hace frente a la crisis y a pesar de las previsiones obtiene mejores datos de lo esperado. Las exportaciones han mitigado el impacto provocado por el cierre de bares y restaurantes durante el confinamiento.

Un equipo de Tierra y Mar ha visitado la zona para comprobar cuales es la situación de un sector que afronta con incertidumbre la próxima cosecha.

El marco de Jerez afronta una campaña muy complicada, aunque eso no altera el trabajo en el campo, donde continúan las labores propias de la época. Recorremos este viñedo a las puertas de Jerez. Su propietario, Jaime González nos confiesa que aunque las preocupaciones son muchas, aquí todo sigue su curso.

El año había empezado bien para esta pequeña bodega. El panorama era prometedor con nuevos contactos dentro y fuera de nuestro país. Todo quedó en el aire, aunque sin duda ha sido el cierre de la hostelería lo que más daño ha hecho.

El enoturismo, otro soporte fundamental para el sector, también ha sufrido un parón absoluto. A pesar de todo, hay elementos que animan al optimismo. 

El optimismo no oculta la preocupación por la próxima cosecha y un más que posible problema de excedentes. El sector hace cábales, maneja posibles ayudas y espera contar con las administraciones para sortear las dificultades.

ES NOTICIA