los reporteros
los reporteros

El "veraneo" de los vigilantes de la playa

Este verano es muy diferente a otros: nada de colchonetas y juegos, obligación de mantener la distancia ...

Para controlarlo todo, desde hace poco más de una semana, han empezado su labor los 3.000 vigilantes de la playa contratados por el gobierno andaluz

Coinciden en que lo peor de este trabajo es el calor: "El sudor se te pega la ropa y la mascarilla, de por sí molesta y aún peor cuando te pones crema: apenas puedes respirar y se anda: ayer fueron 25 kilómetros y hoy han sido 11 o así"

3 July 2020

El programa 'Los Reporteros' arranca la temporada de verano con un megáfono avisando que la playa está en situación de "alerta sanitaria covid19". Debemos mantener  la distancia física de dos metros, usar mascarilla o pantalla cuando sea necesario y respetar los itinerarios de entrada y salida."

El programa transcurre entre playas gaditanas y malagueñas.

Una nueva realidad que nos ayudan a entender los protagonistas de este reportaje: los que vigilan los más de 880 kilómetros de costa andaluza. Son Juan Rodríguez, Cristina, Andrés, David Rodríguez, Isaac Martín, María Gloria Carrera, José Antonio Carreño, Fernando Acedo, Carmen Gálvez y Sandra Fernández.

En plena pandemia  la oferta de trabajo se ha presentado suculenta: más de 80.000 personas, de entre 18 y 62 años, lo han solicitado. Sólo 3.000 lo han conseguido. El sueldo puede llegar a los 1.900 euros netos pero en muchos casos no ha sido suficiente para sufragar el coste de la vivienda en la costa. En Chipiona, 200 han tenido que renunciar a la plaza. 

También nos explican la situación Manuel Calvo, coordinador de Protección Civil, Rafael Márquez, subinspector de la policía local de Chipiona, Ana Celia González, jefa de Protección Civil y 112 Emergencias Málaga

Los entrevistados coinciden en que lo peor de trabajar de vigilantes es el calor. "El sudor se te pega la ropa y la mascarilla, de por sí molesta y aún peor cuando te pones crema: apenas puedes respirar. Y se anda. Ayer fueron 25 kilómetros y hoy han sido 11 o así".

Han pasado tan sólo tres semanas y ya forman parte de nuestras vidas. Los vemos casi sin mirar; están ahí con su uniforme siempre pendientes de que la covid-19 no se cuele en nuestras vidas.

ES NOTICIA