eurocopa
eurocopa

Sevilla se engalana para recibir a la selección española

Ha iluminado desde el puente del Alamillo a la Torre del Oro y el Pabellón de Andalucía, sede de Canal Sur

La selección española sale de la burbuja y ya entrena con normalidad. Abre el próximo lunes su participación en la Eurocopa con el partido que le mide a Suecia

La Cartuja sustituyó el pasado 23 de abril a San Mamés con el compromiso de presencia de espectadores, que serán unos dieciséis mil

CANAL SUR MEDIA 12 June 2021

Los edificios más emblemáticos de Sevilla se han iluminado para dar la bienvenida a la selección y la Eurocopa. Desde el puente del Alamillo a la Torre del Oro y el pabellón de Andalucía, sede de Canal Sur. Anoche se proyectó un audiovisual en la fachada del Parlamento de Andalucía, lo que se llama un mapping, con la idea de celebrar este acontecimiento que dejará 215 millones de euros, según las estimaciones de la Uefa La selección española, que el próximo lunes abre su participación en la Eurocopa con el partido que le mide a Suecia en el estadio de La Cartuja, jugará en Sevilla por cuadragésima novena vez y superará el medio centenar al tener fijado también en este recinto otros dos encuentros del torneo, ante Polonia y Eslovaquia. El España-Suecia será el tercero con aficionados en el estadio de La Cartuja desde que en marzo del pasado año se dictaron normas sanitarias por la covid-19 y solo puntualmente se autorizó la presencia de espectadores en los recintos deportivos.

En las dos ocasiones más recientes que la selección nacional visitó la capital andaluza, también en La Cartuja, lo hizo sin público en las gradas debido a la covid-19. Una ante Alemania, con el histórico 6-0 en la Liga de Nacionales que se disputó en noviembre del pasado año, y la otra ante Kosovo (3-1) en fase de clasificación para el Mundial de Catar 2022, partido que tuvo lugar hace dos meses y medio, el 31 de marzo pasado.

La Cartuja sustituyó el pasado 23 de abril a San Mamés con el compromiso de presencia de espectadores, que serán unos dieciséis mil, alrededor del treinta por ciento del aforo. Este estadio albergará así su séptimo partido de la selección española y tiene asegurado dos mas del equipo de Luis Enrique en esta fase del torneo, el que le medirá a Polonia el 19 de junio y a Eslovaquia el 23 del mismo mes, mientras que aún está por conocer los combinados que accederán al encuentro de octavos que tiene fijado su sede en La Cartuja el día 27.

Las visitas de Alemania y Kosovo son los recientes y victoriosos antecedentes en La Cartuja antes del España-Suecia del lunes. La historia de la selección en la capital hispalense, que llegó a ser sede de sus partidos oficiales en la década de los ochenta y a primeros de los noventa, y a cuya afición se le reconoció con el apelativo de 'Jugador número 12' por su apoyo incondicional, va más allá de sus comparecencias en los actuales estadios del Sevilla y Betis o La Cartuja y se remonta a 1923.

EL BALÓN YA RUEDA EN LA EUROCOPA
Con un año de retraso, y muchos cambios, pero la Eurocopa ya está en juego. Se inauguró este viernes en Roma, con una ceremonia muy de andar por casa y sin grandes gastos. Globos de colores, fuegos artificiales y el cantante Andrea Bocelli en el escenario para entonar, eso sí, un conmovedor Nessun Dorma, ese "que no duerma nadie" de la Ópera Turandot, de Puccini, que es una maravilla.

Después el balón comenzó a rodar en el Olímpico de Roma, y lo maravilloso fue para Italia, que superó a Turquía y se llevó el primer partido con un contundente tres-cero que pudo ser hasta más amplio. Eso sí, para ver goles hubo que esperar al segundo tiempo. Demirel abrió LA LATA con un gol en propia puerta cuando se jugaba el minuto 53, y los turcos, que estaban felices con el empate, se hundieron. Inmobile anotó el dos cero, después de tocar Spinazzola, y Lorenzo Insigne, con un gran toque de balón, hizo el tres cero a once minutos del final. El otro partido del grupo, Suiza-Gales, acaba de comenzar en Bakú.

ESPAÑA SALE DE LA BURBUJA
En Madrid ya no existe eso que han llamado burbuja paralela,
con los 17 jugadores que fueron llamados por la federación ante la posibilidad de un brote después del positivo de Busquets. Este sábado les han despedido con un pasillo, después de que nadie haya dado positivo en el grupo principal, aunque se van a seguir haciendo controles diarios. Los 17 podrán por fin pillar vacaciones, aunque en la mayoría de los casos habría que decir que podrán volver, porque alguno estaba tan tranquilo en alguna isla. Pero ya saben aquello de "si tú me dices ven" y lo que pasa. Esto de los pasillos se ha puesto de moda. Ahí ven el que le hicieron a Diego Llorente al volver al grupo, una vez confirmado que estaba libre de covid.

ES NOTICIA