CONSEJO DE GOBIERNO
CONSEJO DE GOBIERNO

Presupuestos 2021: 40.188 millones para paliar los efectos de la covid

Es la mayor cantidad en la historia de las cuentas públicas de Andalucía.

Tendrán como objetivo luchar contra la pandemia y, según el consejero de Hacienda "sentar las bases para la recuperación sólida del crecimiento". 

Incluye un fondo de contingencia covid de 450 millones.

Contempla un déficit del 2,2 % del PIB

CANAL SUR MEDIA 4 November 2020

El Consejo de Gobierno ha aprobado este miércoles el proyecto de ley de presupuestos de la comunidad andaluza para 2021, que ascienden a 40.188 millones, la mayor cantidad en la historia de las cuentas públicas de Andalucía y se incrementa un 3,7 % respecto al de 2020 para "blindar la educación, la sanidad y las políticas sociales" frente al impacto de la covid-19.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el consejero de Hacienda y Financiación Europea, Juan Bravo, ha explicado que los ejes de estas cuentas son la lucha contra la pandemia del coronavirus y "sentar las bases para la recuperación sólida del crecimiento", y ha asegurado que es un presupuesto "riguroso, creíble y real" y "totalmente opuesto" al del Gobierno central que "sube impuestos y los rellena artificialmente".

Estas cuentas, las tercera que presentan el gobierno de coalición del PP y de Ciudadanos y que ya han sido remitidas al Parlamento para su tramitación, se producen en un contexto marcado por la pandemia y, por eso, se incluye un fondo de contingencia covid de 450 millones que no está asignado a ninguna partida y se usará en función de las necesidades generadas por la evolución del coronavirus en 2021, ha explicado Bravo.

No se han incorporado los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia ni la Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (REACT-EU), que el gobierno central tendrá que repartir entre las comunidades, ya que Andalucía quiere ser "prudente en sus previsiones" dadas las incertidumbres sobre los criterios de distribución territorial, que pueden variar entre 1.000 y 2.400 millones en ingresos para esta región.

Tampoco ha incluido en las cuentas el fondo de reestructuración europea Next Generation, ya que depende de los proyectos que se le aprueban a Andalucía, que en sus cuentas apuesta por la transformación digital y la revolución verde, que son las estrategias que marcan Europa, ha destacado Bravo.

Igualmente, la Junta se ha comprometido en los presupuestos con un déficit del 2,2 % del PIB, del que el 1,1 % lo asume el Ejecutivo central y supondrán un margen de gasto de unos 1.700 millones, con la previsión más baja en función del PIB, ha señalado el consejero.

En total la Junta con cargo al déficit tendrá margen para gastar unos 3.400 millones, que, según el titular de Hacienda, permiten que en general no haya reducciones en ningún presupuestario, aunque ha dejado claro que es un presupuesto "equilibrado, sin tirar la casa por la ventana" y lo ha comparado con el que haría cualquier familia previsora en su economía doméstica.

La sanidad, educación y Políticas Sociales concentran el 55,9 % del presupuesto total y la dotación para sanidad alcanza en 2021 su máximo histórico, con 11.566, un 6,6 % más que en 2020.

El consejero ha explicado que este esfuerzo presupuestario se ha orientado al refuerzo de personal y la adquisición de material sanitario, que ha permitido alcanzar actualmente el mayor número de efectivos del sistema sanitario, superando los 118.000 profesionales.

En educación, los fondos destinados se incrementan un 7 % hasta sumar una cifra sin precedentes, 8.322,1 millones, que ha permitido aumentar la plantilla en este curso y situarla por encima de 109.000 docentes.

La política de dependencia y atención a mayores se ha erigido también en pilar prioritario y crece un 6,2% más hasta los 1.609 millones.

La inversión es la otra gran apuesta y las operaciones de capital alcanzan los 3.991,4 millones, la mayor dotación de los últimos ocho años, de los cuales el 54,6 % se corresponden con transferencias de capital por importe de 2.178,5 millones, mientras que las inversiones directas de la Junta suponen casi 1.813 millones, un 18,6 % más que en 2020.

En total el gasto no financiero aumenta un 6,5 % hasta los 35.669 millones y el financiero, de 487 millones, se reduce como consecuencia de un menor vencimiento de deuda previsto para el ejercicio.

Se incrementa el gasto de personal en 603 millones, un 4,8 % que incluye la subida de retribuciones del 0,9% de los empleados públicos decidida por el Gobierno de España.

Asimismo, recoge, en el ámbito de la educación, 322,5 millones para la cobertura de los 6.340 refuerzos covid en el curso 2020/2021, la ampliación del cupo de 500 profesores (FP y Educación Especial) y la consolidación en cupo de 609 efectivos.

Además, incorpora 227,4 millones para personal sanitario resultado de consolidar el incremento retributivo realizado en 2020, los refuerzos covid de eventuales y sustitutos por un importe de 20 millones, así como un incremento de plantilla de 1.043 profesionales.

Los gastos corrientes en bienes y servicios crecen el 5,6 %, entre los que destacan los fondos destinados a la lucha contra la pandemia, tanto en sanidad, con un incremento de 247 millones para atender el aumento de los gastos en farmacia hospitalaria y productos sanitarios.

También las transferencias corrientes suben un 4,9 %, que se corresponde con el aumento de 10 millones de la Patrica (transferencias a los ayuntamientos), el incremento de 61 millones en ayudas a domicilio y de 12 millones en prestaciones de dependencia, 106 millones adicionales en educación -de los cuales corresponden 40 millones en la concertada y 58 millones en becas- y 115 millones más en el Servicio Andaluz de Empleo.

En materia fiscal, el consejero ha subrayado que Andalucía no sube los impuestos en 2021 y mantiene la bajada iniciada en 2019, que se ha traducido en un aumento de la recaudación y del número de declarantes, y ha señalado que por cada euro que se ha dejado de ingresar por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones se han recaudado cuatro euros de IRPF, lo que ha supuesto un incremento de la recaudación superior a los 600 millones en 2019, ejercicio en el que también se presentaron unas 119.000 declaraciones más.

ES NOTICIA