málaga
málaga

Moreno: "No es mi deseo, pero Vox y PSOE quieren acabar con la legislatura"

Moreno pide serenidad a PSOE y Vox pero insiste en adelantar elecciones si el Parlamento se convierte en "una encerrona"

El presidente ha puesto la primera piedra de las obras de defensa frente a posibles inundaciones del Guadalhorce, en Málaga.

CANAL SUR MEDIA 20 January 2022

El plan del gobierno andaluz siempre ha sido agotar la legislatura. Ese es el mensaje en el que ha insistido este jueves el presidente andaluz, Juanma Moreno, tras la advertencia que lanzó ayer de un posible adelanto electoral si se produce un bloqueo político con la reapertura del curso parlamentario en febrero. El presidente ha puesto la primera piedra de las obras de defensa frente a posibles inundaciones del Guadalhorce, en Málaga.

Moreno ha pedido a PSOE y a Vox que "se vuelvan a serenar de una vez por todas" y que "no piensen en sus intereses electorales", apuntando que si ambas formaciones "nos comienzan a bloquear" y el Parlamento se convierte "en una encerrona permanente solo para desgaste del Gobierno", no va a hacer "perder ni un minuto a los ciudadanos" porque la legislatura "se habrá acabado".

"Hago un llamamiento a izquierda y derecha y les pido que se serenen y que piensen en los andaluces y no en sus intereses electorales, que dejen de pensar en PSOE y Vox", ha dicho Moreno en declaraciones a los periodistas en Málaga, tras el acto de la primera piedra de las obras de defensa del Guadalhorce frente a inundaciones en la capital malagueña.

Así, ha señalado que "en el momento en el que el Gobierno se disuelva muchos de los proyectos se paralizan y no tiene ningún sentido paralizar un Gobierno cuando estamos negociando los fondos europeos y seguimos con la intensidad del COVID". "Por eso pido sentido común, coherencia y sensatez a la izquierda y a la derecha", ha manifestado.

Moreno ha dicho que será "paciente" y ha afirmado que tiene los mismos planes que al principio: "Quiero agotar la legislatura, ese es mi objetivo; pero no tengo mayoría y por tanto dependo de una mayoría que la pueden componer PSOE o Vox y cuando ambos confluyen en un mismo interés de desgastar al Gobierno y bloquear, la legislatura se acaba".

"La legislatura no la acabo yo, no es mi deseo ni mi voluntad, la quieren acabar otros, en este caso, el PSOE y Vox", ha insistido el presidente andaluz, quien ha reiterado que "a partir de febrero, que se inicia el periodo de sesiones, vamos a ver la actitud de PSOE y Vox, si no bloquean al Gobierno en términos de proyectos legislativos, decretos, nosotros aguantaremos y llegaremos lo máximo posible, si podemos a noviembre".

Pero, ha dicho que, si por el contrario, PSOE y Vox "como desgraciadamente parece que quieren hacer, nos empiezan a bloquear, no podemos seguir aprobando decretos, leyes, y la legislatura de facto se acaba, no voy a hacerle perder ni un minuto a los ciudadanos andaluces".

"Si no puedo convalidar decretos que el Gobierno necesita, si el Parlamento se convierte en una encerrona permanente solo para desgaste y tormento del Gobierno y no para generar actividad para los andaluces, la legislatura se habrá acabado", ha insistido Moreno, indicando que "la decisión de cuándo se acaba la pone formalmente el presidente, pero quien la condiciona es el PSOE y Vox".

Ha considerado que lo ocurrido con ambos partidos y la solicitud de un pleno para la comparecencia del consejero de Salud, Jesús Aguirre, "era un error". "Cómo no va a comparecer el consejero", ha dicho, pero ha asegurado que "lo hará comisión, y no en un pleno extraordinario"; considerando que "no tenía sentido una maniobra política más para desgastar al Gobierno andaluz".

PRIMERA PIEDRA DEL GUADALHORCE
Juanma Moreno ha asistido hoy a la colocación de la primera piedra de un proyecto que pretende solucionar un problema endémico de la ciudad: el desbordamiento del Guadalhorce y las inundaciones que provoca en su entorno. Las obras durarán 16 meses y tienen un presupuesto que supera los 7 millones de euros.

El proyecto contempla hasta siete actuaciones diferentes, en un recorrido de cuatro kilómetros y medio hasta el puente de la Azucarera, donde se rebajará dos metros el lecho del río para aumentar la capacidad del puente, que tiene 150 años de antigüedad. Esta actuación responde a la demanda social y se espera que pueda reducir, en un 60 por ciento, las inundaciones que se han producido durante décadas. Y que, además, están mermando el desarrollo de las empresas situadas en los polígonos del entorno.

ES NOTICIA