crisis en el gobierno
crisis en el gobierno

Los socios del gobierno buscan superar el momento "delicado" de la coalición

Se reúnen para limar asperezas después del tira y afloja sobre la reforma laboral y la retirada del acta de Alberto Rodríguez.

Podemos ha llegado a pedir la dimisión de Batet.

Yolanda Díaz no acudirá la reunión pero admite que la situación es difícil.

CANAL SUR MEDIA 25 October 2021

Los socios de coalición PSOE y Unidas Podemos y sus grupos parlamentarios se reúnen a las 18.00 horas de este lunes en el Congreso para reconducir la crisis abierta en el Gobierno por la futura reforma laboral, un conflicto que se une al choque frontal por la retirada del escaño a Alberto Rodríguez.

La Cámara Baja será el escenario en el que las comitivas socialista y de Unidas Podemos se encuentren. Por parte del PSOE acudirá el ministro de Presidencia, Félix Bolaños y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, además del portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez y de Adriana Lastra, vicesecretaria general del partido.

En el lado de los morados, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no acudirá, pero estará representada por su jefe de gabinete, Josep Vendrell, y por el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez.

Podemos, formación a la que no pertenece Díaz, estará representado por su secretaria general y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, la número dos del partido y ministra de Igualdad, Irene Montero, y el portavoz en el Congreso de Unidas Podemos, Pablo Echenique.

Unidas Podemos solicitó el pasado viernes la mesa de seguimiento del Acuerdo gubernamental y trasladó su malestar por el papel jugado por la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la negociación de la reforma laboral, que en el último año ha liderado la ministra de Trabajo .

Desde el viernes, la tensión entre los socios no ha dejado de aumentar. Desde Bruselas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avaló la participación de Calviño en la negociación y un día después la ministra de Trabajo se comprometió en el 12 Congreso de Comisiones Obreras a derogar la reforma laboral del PP, "a pesar de todas las resistencias".

Este lunes, la ministra de Trabajo ha criticado que pese a que ambos socios cerraron un acuerdo para derogar esta normativa, hay "una parte del Gobierno que sigue discutiendo los contenidos" y ha pedido a los socialistas que "se aclaren porque están dando declaraciones diferentes". Según Díaz, las diferencias "no van de quién lidera", si no de fondo.

El temor es los socialistas pretendan mantener algunas de las medidas introducidas la anterior crisis. Así lo atestiguan avisos como el del portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, que ha advertido que no permitirán que Calviño "rebaje aspectos de la derogación de la reforma laboral" ni que impulse una modificación "a medida de la patronal".

Con estos mimbres, la vicepresidenta segunda ha admitido este lunes que el momento que vive la coalición es "delicado".

El otro ingrediente del choque es la decisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, de retirar el escaño al diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez, desoyendo el criterio de los letrados de la Cámara.

La retirada del acta, que responde a la pena de un mes y medio de cárcel contra Rodríguez -conmutada en multa- por dar una patada a un policía, llevó a Belarra a hablar de prevaricación por parte de Batet y del Tribunal Supremo. Podemos anunció además una querella contra Batet a la que después se ha dado marcha atrás.

Tras lo sucedido, Alberto Rodríguez ha abandonado Podemos, pero su ya exformación no ha dejado la batalla contra Batet, a la que este lunes han pedido su dimisión, como también ha hecho en redes sociales el exsecretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

En cambio, Yolanda Díaz no se ha referido a la presidenta de la Cámara Baja y se ha limitado a desear "la mejor de las suertes" a Rodríguez en lo que ha considerado "una injusticia".

Este es el marco en el que las dos alas del Gobierno se encontrarán en el Congreso para intentar resolver un choque sin precedentes, que además coincide con la visita a España del comisario europeo de Economía Paolo Gentiloni y con la negociación de los presupuestos.

ES NOTICIA