LA MAÑANA DE ANDALUCÍA
LA MAÑANA DE ANDALUCÍA

Las guarderías y ludotecas siguen cerradas a pesar de "la demanda de muchos padres"

Responsables de estos centros educativos y de ocio siguen cerrados aunque aseguran en La mañana de Andalucía que lo tienen todo preparado para cuando el Gobierno les dé la información clara para abrir.

4 June 2020

Los centros educativos infantiles siguen cerrados a la espera de instrucciones para poder volver a prestar servicio, ante "la demanda de los padres que necesitan conciliar vida familiar y laboral", según ha dicho en La mañana de Andalucía Josefina Latorre, vocal de la Federación Andaluza de Centros de Enseñanza Privada (CECE). "Estamos preparados para volver a la actividad, pero no sabemos cuándo ni cómo", ha añadido. Latorre indica que los centros se han desinfectado y adaptado a las nuevas circunstancias, pero están a la espera de la normativa que regule su reapertura con indicaciones sobre la ratio de niños, por ejemplo. "No descartamos poder abrir en julio o agosto, pero no depende de nosotros", dice. Será el Gobierno central o la Junta, en caso de que se delegue la competencia de nuevo, los que decidan. De momento esperando están unos 10.000 trabajadores de centros infantiles en Andalucía, que no se han tenido que ir a un ERTE "gracias a una subvención que nos otorgó la Junta a los centros a cambio de preservar los puestos de trabajo". 

En circunstancias parecidas, aunque con sus empleados en ERTE están las ludotecas y centros de ocio, los conocidos como parques de bolas, dado que tampoco han podido abrir. "Necesitamos fecha de apertura y medidas concretas de aforo, un plan de trabajo", reclama Laura Moreno, propietaria de uno de estos parques e impulsora de la que será la primera asociación del sector en Andalucía. Comenta que "no tenemos claro si podemos abrir el día 8 o no, y en qué condiciones". Asegura que "somos necesarios para que muchas familias puedan conciliar", pero la normativa no les parece clara y tienen dificultades para interpretarla por lo que no se atreven en muchos casos a dar el paso de la reapertura reconociendo que "no podemos garantizar la distancia social de dos metros con niños". Entienden que con la entrada en la fase 3 podrían abrir "con un tercio del aforo y un máximo de 80 personas y grupos de nueve niños con un monitor, pero yo al menos no voy a abrir porque no me atrevo con la información que tenemos". En Andalucía hay unos 150 establecimientos de este tipo.

ES NOTICIA