sevilla
sevilla

La Guardia Civil encuentra nuevos restos en la casa del asesino confeso de Rocío

El detenido sigue bajo custodia de la Guardia Civil en la comandancia de Montequinto a la espera de pasar a disposición judicial.

El detenido siempre fue el principal sospechoso. La guardia civil tampoco cree al detenido. El móvil de Rocio no había salido Estepa.

El detenido ha confesado que mató a la joven el mismo día de su desaparición y que luego la descuartizó y repartió los restos en bolsas

Cuando ya la había asesinado de manera brutal, según su propia confesión, ofrece entrevistas a varios medios de comunicación en los que desliza con la máxima frialdad mentiras sobre la supuesta marcha de Rocío Caíz con otro hombre

CANAL SUR MEDIA 12 June 2021

La Guardia civil ha encontrado nuevos restos humanos en el registro realizado en casa del asesino confeso de Rocío Caíz, la joven de 17 años descuartizada en Estepa por su expareja, de 23. Ahora se analizan para confirmar que pertenecen a la chica. El detenido sigue bajo custodia de la Guardia Civil en la comandancia de Montequinto a la espera de pasar a disposición judicial.

Adrián Negrut, el asesino confeso y ex pareja de Rocío Caíz, permanece detenido en el acuartelamiento de la Guardia Civil de Montequinto, en Sevilla, tras ser trasladado ayer a su domicilio en Estepa para asistir a una reconstrucción de los hechos. El joven ha reconocido a los agentes de la Policía Judicial que mató a la joven el mismo día de su desaparición y que luego la descuartizó. Ha relatado que después repartió bolsas con los restos por distintos puntos del término municipal de Estepa. El juez que lleva el caso ha ordenado el secreto de las actuaciones. El detenido pasará a disposición judicial previsiblemente el domingo, una vez transcurrido el plazo legal de 72 horas.

Adrián, el asesino confeso de Rocío, tiene 23 años y ha declarado tres veces ante la Guardia Civil, unas comparecencias de la que los investigadores han subrayado su frialdad y serenidad. El jueves decidió entregarse al ver que se estrechaba el cerco policial. Los agentes le estaban haciendo un seguimiento desde que desapareció la joven y se convirtió en el principal sospechoso, entre otras cosas, al comprobarse que había comprado días antes del crimen una motosierra a través de internet. El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, ha señalado que todo el trabajo realizado estos días por la Policía Judicial ha hecho que el autor del crimen se entregara al sentirse acorralado.

El detenido ha confesado que mató a la joven el mismo día de su desaparición y que luego la descuartizó y repartió los restos en bolsas. Llevó tres de ellas a un olivar y las ocultó en madrigueras de conejos tapándolas con piedras. Escondió otra bolsa en la empresa de palet de Estepa donde trabajaba y depositó una quinta en el contenedor de un supermercado. Una vez recuperadas las cinco bolsas, los restos de Rocío fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Sevilla para que le fuera practicada la autopsia.

Tras haber cometido el crimen, según el mismo confesó, ofreció entrevistas en distintos medios de comunicación en los que divulgó mentiras sobre la supuesta marcha de Rocio con otro hombre.

ASÍ FUERON LOS HECHOS
A Estepa llegó la joven el 3 de junio, el día que desapareció, para reunirse con su exnovio y padre de su bebé de 4 meses, y en ese punto se pierde la señal del rastreo del teléfono de la menor, por lo que los agentes siempre sospecharon de que la joven no había salido del pueblo, a pesar de los supuestos mensajes enviados a la familia por ella la madrugada del 4 de junio diciendo que se había ido a Badajoz tras robarle 300 euros a su expareja.

En esos mensajes, que la Guardia Civil también comparó con la forma de escribir de la joven, que le decía a su hermana Ana que a las cinco de la mañana la había recogido un joven de Badajoz en la puerta de su exnovio (Adrián, de 23 años y nacionalidad rumana), y se había marchado con él para trabajar en la recogida del ajo y casarse, además de pedir a su familia que Adrián, el exnovio, se hiciese cargo del bebé.

En el mensaje explicaba que ya se encontraba en la localidad de Lucena camino de Badajoz, lo que hizo sospechar más aún a los agentes, ya que ni el municipio cordobés se encuentra camino de Badajoz desde Estepa ni el móvil de Rocío había salido de esta localidad sevillana.

Ya extrañó inicialmente que Adrián no denunciase el supuesto robo de los 300 euros, pero al rastrear sus movimientos en internet comprobaron que había comprado una motosierra días antes, lo que hizo estrecharse el cerco en torno a él, aunque la Guardia Civil decidió dejarlo en libertad con "vigilancia pasiva", controlando que no saliese del pueblo y esperando que cometiese "un error" en caso de tener secuestrada a la menor.

Este miércoles, fue llamado al cuartel de Estepa a declarar como testigo, y 24 horas después se presentó en el cuartel con un abogado y confesó el crimen; declaró que mató a la joven el mismo día que desapareció, para posteriormente deshacerse del cuerpo.

Declaró que mató a Rocío la misma noche en la que ella presuntamente había dormido en su casa, con un cuchillo que lanzó a un contenedor y que no ha podido ser localizado.

Añadió que descuartizó el cuerpo y lanzó las bolsas con sus restos por varios lugares del extrarradio del pueblo, para luego irse a su casa a dormir.

Este mediodía los vecinos de Estepa han guardado un minuto de silencio en su memoria y como repulsa por este nuevo crimen machista.

Descuartizó su cuerpo y se deshizo de sus restos en varios puntos de Estepa. Un pueblo, que junto al vecino Martín de la Jara, está hoy de luto.

TRES DÍAS DE LUTO EN MARTÍN DE LA JARA

El ayuntamiento de Martín de la Jara ha decretado tres días de luto oficial por el asesinato de la joven de 17 años Rocío Caíz. Así lo ha anunciado el alcalde del municipio sevillano, Manuel Sánchez, en Despierta Andalucía. El edil ha dicho que la familia nunca creyó la versión de los mensajes del móvil y ha constatado que no había ninguna denuncia previa. A lo largo de las últimas horas decenas de vecinos se han desplazado hasta la vivienda de la familia de la joven para mostrarle su solidaridad y cariño.

Estos asesinatos han indignado a la sociedad. Tanto la reina Letizia como el presidente andaluz, Juanma Moreno, y el presidente español, Pedro Sánchez, ha condenado duramente la violencia machista.

 

 

ES NOTICIA