LA MAÑANA DE ANDALUCÍA
<
LA MAÑANA DE ANDALUCÍA

La futura vacuna española permitirá "intercambiar piezas" para adaptarla a variantes y mutaciones

Isabel Sola, codirectora del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología ha explicado en La mañana de Andalucía en qué fase de desarrollo está la vacuna en la que trabaja junto al investigador Luis Enjuanes.

7 June 2021

Los investigadores españoles trabajan en varios modelos de vacunas, si bien es la que prepara el equipo de Isabel Sola y Luis Enjuanes la que mayor expectación genera debido a que promete una inmunidad del 100%, se podría administrar vía nasal y además permitiría adaptarla de forma sencilla a otros virus respiratorios, con lo que estaría resuelto el problema de mutaciones de los coronavirus.

Precisamente, Isabel Sola, que es codirectora del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología en el CSIC ha atendido la llamada de La mañana de Andalucía para explicar todos los detalles del componente que ahora está en fase de ensayo con animales. "La fase clínica con humanos será en 2022", ha aclarado, al tiempo que ha explicado este retraso respecto a las vacunas que ya están en el mercado y las que llegarán entre este año y el próximo: "Está basada también en el ARN mensajero como la de Pfizer o Moderna, pero esta es más compleja". De hecho, se trata de "un ARN autoreplicativo por lo que así se pueden intercambiar piezas y sustituir por proteínas de otros virus", lo que haría a la vacuna adaptable a mutaciones o a otros virus respiratorios "como la gripe". Incluso, precisa que "los cambios más relevantes en las variantes ya los hemos actualizado".

Sobre la administración intranasal, Sola ha aclarado que "estamos estudiando las dos rutas; la intramuscular por la rapidez y porque es lo conocido, y la intranasal por el potencial que tiene para inmunizar a las mucosas que es por donde entra el virus y se podría administrar mediante un líquido o un aerosol".

El tiempo que aun queda para que esta vacuna esté en el mercado no le preocupa especialmente a Sola puesto que ha recordado que "necesitamos vacunas para todo el mundo" y porque la duración de la inmunidad aún no está probada y "hay que ver cuándo se producen o no reinfecciones". En este aspecto, intuye que será necesaria "una nueva dosis para mantener la protección de los mayores porque su respuesta inmune es menos potente".

Esta destacada investigadora también se ha referido a la combinación con la vacuna de Pfizer que se ha recomendado desde el Ministerio de Sanidad para los menores de 60 años que recibieron la primera dosis de AstraZeneca. Ha subrayado que "la combinación de vacunas es una idea razonable y por los experimentos en animales que se han hecho suelen ser más efectivas que dos dosis idénticas". Sin embargo, entiende que más de un 90% de los afectados haya optado por repetir con AstraZeneca porque aunque "posiblemente sea más efectiva, hay que demostrarlo con ensayos clínicos y la población ha optado por lo que parecía más obvio, lo que está comprobado".

ES NOTICIA