Justin Fashanu: negro, homosexual y futbolista

Manuel Ladrón de Guevara 28 June 2020

Inglaterra, finales de los años 70. El fútbol británico apenas empieza a tolerar a los jugadores negros. Hasta 1978 uno de ellos, Viv Anderson, no luce sobre su pecho el escudo de los tres leones.

En 1980, un joven de apenas 19 años, negro y homosexual, delantero del Norwich City, le marca al Liverpool el gol de la temporada, elegido así por la BBC. Su nombre, Justin Fashanu. De origen nigeriano, sus padres lo habían abandonado a él y a su hermano pequeño en el hospicio.

Su gran temporada llama la atención del Notthingan Forest, que venía de ganar dos copas de Europa consecutivas. El Notthighan pagó por él un millón de libras. Pero Fashanu se topó enseguida con Brian Clough, tan gran entrenador como homófobo declarado. Enterado del tipo de ambiente que frecuenta su jugador, Clough lo expulsa del entrenamiento, y finalmente del club.

En 1990, en una entrevista con The Sun, Fashanu se confiesa homosexual. Ya nada será igual para él. Sigue jugando en equipos menores, pero, repudiado por todos, incluido su propio hermano, en 1998 no aguanta más. Lo encontraron ahorcado en un garaje de Londres.

Este mismo año un documental recuerda su figura. Su lucha melancólica y desigual. La Fereracion lo ha incluído en 2020 en el salón de la fama del futbol inglés. Pero han pasado 30 años de su confesión, 22 de su muerte, y ningún otro jugador de la Premier o de cualquiera de las grandes ligas ha seguido su ejemplo.  

ES NOTICIA