desescalada y responsabilidad
desescalada y responsabilidad

Fiestas y reuniones, las chispas de los rebrotes

Algunas personas aumentan el riesgo al no respetar aforo ni distancias: ponen en peligro al resto de la ciudadanía

José Capote, psicólogo: "No sabemos que está produciéndonos un daño hasta pasado unos días o semanas. Ese es el problema: la demora del estímulo que debería provocar el miedo, por lo tanto producirnos ese comportamiento de responsabilidad". 

1 June 2020

Tres de la mañana, Sevilla, la policía local precinta un establecimiento. Tenía licencia como sala de fiestas, actividad no permitida en fase dos. En Granada, a esa hora, los agentes ponen denuncias por barbacoa multitudinaria y botellonas.

Fiestas y reuniones que encienden las alarmas: ha pasado ya en Lleida, Ceuta o Murcia. También en Córdoba: la policía ha localizado a los treinta asistentes a un cumpleaños, entre ellos, un miembro de la familia real belga contagiado por el virus. Viajó desde su país a Madrid y luego en AVE a Córdoba, sin respetar cuarentena ni ser interceptado. En un comunicado, Joaquín de Bélgica ha mostrado su arrepentimiento y se ha disculpado. Los hechos podrían acarrear multas de hasta 280.000 euros.

¿Por qué está ocurriendo esto si se sabe las cifras de fallecidos y las importantes sanciones?

Según José Capote, psicólogo, cuando salimos a la calle y volvemos a la casa, podemos aprender que no existe ningún peligro. El estímulo que provoca dicho peligro, la covid-19, se demora en el tiempo. No sabemos que está produciéndonos un daño hasta pasado unos días o semanas. Ese es el problema: la demora del estímulo que debería provocar el miedo, por lo tanto producirnos ese comportamiento de responsabilidad. 

El riesgo aunque invisible es muy real. 

ES NOTICIA