40 aniversario
40 aniversario

Felipe VI elogia a su padre por el 23F: "Su firmeza y autoridad fueron determinantes"

En el Congreso, el rey Felipe VI ha presidido un acto, en el que el gran ausente ha sido su padre, el rey emérito, y al que tampoco han acudido 7 partidos independentistas y nacionalistas. 

CANAL SUR MEDIA 23 February 2021

Este 23 de febrero se cumplen 40 años del fallido intento de golpe de Estado. En el Congreso, el rey Felipe VI ha presidido un acto, en el que el gran ausente ha sido su padre, el rey emérito, y al que tampoco han acudido 7 partidos independentistas y nacionalistas. Felipe VI ha ensalzado este martes el papel que desempeñó su padre, Juan Carlos I, para que fracasara la intentona golpista del 23F, al asegurar que "su firmeza y autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia", así como su compromiso con la Constitución

El Rey Felipe VI ha ensalzado la "firmeza" con la que su padre, Juan Carlos I, respondió a la intentona golpista del 23F y ha hecho una rotunda defensa de la necesidad de proteger y preservar la democracia porque "es un bien delicado". En su discurso durante el acto por el 40 aniversario del fracaso de la intentona golpista celebrado en el Congreso, Don Felipe ha subrayado que España "vivió un ataque de extraordinaria gravedad contra su sistema democrático de derechos y libertades".

"Millones de españoles tienen grabada aquella noche en la memoria", ha subrayado el Rey, "sobre todo el recuerdo de cómo, desde la angustia y la preocupación sobre lo que podía suceder, sintieron la tranquilidad de ver cómo la libertad y el orden constitucional prevalecían".

Don Felipe ha tenido palabras de recuerdo para los diputados y los miembros del Gobierno de entonces, y en particular para su presidente, Adolfo Suárez, por quien ha expresado su "gran admiración y gratitud", y en general para quienes esa noche, tanto civiles como militares, dieron "un ejemplo de coraje y de lealtad a las instituciones del Estado y a nuestra Constitución".

El Rey ha recordado el mensaje televisado de don Juan Carlos I en la madrugada del 24 de febrero en el que su padre ordenó que se tomaran "todas las medidas necesarias para mantener el orden constitucional dentro de la legalidad vigente" y que "ya forma parte de nuestra memoria colectiva".

Esta es la primera ocasión en la que se celebra un acto conmemorativo del fracaso del golpe de Estado del 23F y no está presente Don Juan Carlos. El Rey emérito se encuentra residiendo desde el pasado mes de agosto en Emiratos Arabes Unidos y no ha sido invitado expresamente a esta celebración.

Don Felipe ha aprovechado para poner en valor la Constitución que significa, ha sostenido, "el reencuentro y el entendimiento entre los españoles, su unidad en los valores democráticos y en nuestros derechos y libertades, y su confianza en una España en la que caben y se reconocen todos los ciudadanos".

"Hoy como Rey, símbolo de la unidad y permanencia del Estado, mi compromiso con la Constitución es más fuerte y firme que nunca", ha recalcado, expresando igualmente "la voluntad de la Corona de ser una institución que incluya, integre y cohesione a todos los españoles".

El Rey Felipe VI ha presidido este martes en el Congreso el acto por el cuadragésimo aniversario del fracaso de la intentona golpista del 23 de febrero de 1981, una ceremonia en la que Unidas Podemos no ha aplaudido ni su discurso ni el de la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, y a la que no han asistido ni las fuerzas independentistas ni las nacionalistas.

El Jefe del Estado ha llegado minutos antes de la una del mediodía a la Carrera de San Jerónimo, donde, además de Batet, le esperaban el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Senado, Pilar Llop; los presidentes del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y de presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes.

A su llegada, diversos ciudadanos que se han arremolinado frente al Palacio del Congreso han gritado 'vivas' al Rey y a España, que Felipe VI ha respondido agradecido con varios saludos antes y después de posar junto a los representantes de las altas instituciones del Estado para los informadores gráficos. Como suele ser habitual cuando acude al Congreso, el monarca accedió a su interior por la conocida como Puerta de los Leones y se ha dirigido al Escritorio del Reloj para saludar, uno a uno y con la mano en el pecho, a todos los invitados.

AUSENCIAS
Entre ellos se encontraban los ponentes de la Constitución Miquel Roca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, los cuatro vicepresidentes del Gobierno, el presidente del PP, Pablo Casado, en su calidad de líder de la oposición, miembros de las Mesas del Congreso y del Senado y los portavoces de los distintos grupos parlamentarios.

Todos menos los representantes de Esquerra Republicana (ERC), Junts, PNV, Bildu, PDeCAT, el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y la CUP, que ya habían confirmado que no pensaban acudir a esta ceremonia. Horas antes, todos ellos, menos el PNV, escenifican su 'plante' al Rey con la lectura de un manifiesto en el que justificaban su ausencia en que su objetivo es acabar con "el régimen del 78".

Tras los saludos de rigor, algunos más fríos en el caso de los miembros de Unidas Podemos, la presidenta del Congreso ha abierto el acto, ya desde el Salón de Pasos Perdidos, con un discurso en el que ha alertado contra el populismo y la polarización y ha aprovechado para llamar a la unidad ante las amenazas de ruptura constitucional.

ES NOTICIA