aforamientos
aforamientos

El Gobierno plantea la reforma de la Constitución para limitar la inviolabilidad del Rey

El objetivo sería limitar la inviolabilidad del rey y restringir los aforamientos a los períodos estrictos del ejercicio del cargo. 

10 July 2020

El Gobierno quiere frenar el desgaste institucional de la monarquía tras la investigación  judicial en torno a las presuntas comisiones de 65 millones de euros que recibió don Juan Carlos de Arabia Saudí.

Para ello, el presidente Pedro Sánchez, ha puesto sobre la mesa la reforma de la Constitución para limitar la inviolabilidad del rey y restringir los aforamientos a los períodos estrictos del ejercicio del cargo. El planteamiento de fondo es que don Juan Carlos, una vez ha abdicado de la Corona, perdería esa protección institucional y tendría que responder ante la justicia. 

Después de que el presidente del Gobierno calificase de "inquietantes y perturbadoras" las noticias publicadas, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha incidido  en que "no tienen que ver con la situación de comportamiento constitucional absolutamente correcto" de Felipe VI.

Preguntada por si se están estudiando posibles salidas para Juan Carlos I para distanciarlo aún más de la Jefatura del Estado, Calvo ha respondido que esa decisión "compete fundamentalmente a la que tome el jefe de la Casa Real, que es el rey Felipe VI".

"El Gobierno trabaja para que las instituciones funcionen de forma democrática y la institución de Felipe VI hace su trabajo constitucional de manera perfecta", ha añadido Calvo 

Don Juan Carlos sigue siendo miembro de la Familia Real y mantiene su residencia en el Palacio de la Zarzuela.

De acuerdo con uno de los decretos que se aprobó tras su abdicación en junio de 2014, conserva de forma vitalicia "el uso con carácter honorífico del título de Rey, con tratamiento de Majestad".

La Casa Real no ha entrado en el debate de qué salidas se podrían barajar y se ciñe al comunicado que emitió el pasado 15 de marzo, en el que Felipe VI renunciaba a la herencia de su padre y le retiraba la asignación que recibía del Estado.

Tras el relevo en la Corona, Juan Carlos I dejo de tener inviolabilidad y pasó a ser aforado, como los miembros del Gobierno y los parlamentarios.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reiterado que es partidario de que la inviolabilidad del rey se limite al ejercicio de su cargo y no cubra los eventuales delitos que pudiera cometer en su vida privada.

No es la primera vez que Sánchez defiende acotar la inviolabilidad del rey.

En diciembre de 2018, con motivo del 40 aniversario de la Constitución y ya como jefe del Ejecutivo, abogó por suprimirla y opinó que Felipe VI sería favorable a acabar con esa prerrogativa.

En junio de 2014, cuando sopesaba ser candidato a la secretaria general del PSOE y en puertas del relevo en la Corona, Sánchez defendió abrir un debate sobre los "privilegios" de la monarquía y consideró "inexcusable" acabar con la inviolabilidad del jefe del Estado.

ES NOTICIA