vida de leyenda
vida de leyenda

Una gimnasta cinco veces campeona olímpica cumple cien años

Superviviente del Holocausto nazi, al asumir una identidad falsa y trabajar como sirvienta, esta húngara de origen judío comenzó a practicar gimnasia desde muy pequeña.

A los 19 era campeona de su país, título que ganaría en diez ocasiones, aunque la Segunda Guerra Mundial trastocó notablemente sus planes.

Fue en 1952 cuando Agnes Keleti, ya con 31 años, inscribió su nombre por primera vez en la lista de las campeonas olímpicas.

CANAL SUR MEDIA 12 January 2021

A sus 100 años, celebrados con una envidiable vitalidad, AGNES KELETI es la campeona olímpica más longeva. DIEZ medallas, -CINCO de ellas de oro-, entre los Juegos de HELSINKI en 1952 y MELBOURNE en 1956, adornan el palmarés y la trayectoria de esta gimnasta con una gran historia que contar.

La centenaria vida de AGNES KELETI es una vida de aventuras y grandes éxitos deportivos. Pero también de desamor y tragedia. Superviviente del Holocausto nazi, al asumir una identidad falsa y trabajar como sirvienta, esta húngara de origen judío comenzó a practicar gimnasia desde muy pequeña.

A los 19 era campeona de su país, título que ganaría en diez ocasiones, aunque la Segunda Guerra Mundial trastocó notablemente sus planes. Fue en 1952 cuando AGNES KELETI, ya con 31 años, inscribió su nombre por primera vez en la lista de las campeonas olímpicas.

En los Juegos de Helsinki logró una medalla de oro, una de plata y 2 de bronce. Y cuatro años después, en los Juegos de Melbourne, lograría otras cuatro medallas de oro y dos de plata. Ese fue su gran momento deportivo. Y el brillante punto final a su carrera.

En 1957 se marchó a vivir a Israel. donde, después de retirarse, trabajó como profesora de educación física y como entrenadora de la selección nacional israelí.

Elegida como una de las 12 mejores deportistas húngaras de la historia, Agnes Keleti regresó a su país en el año 2015. Y allí, en su apartamento de Budapest, ha celebrado con una energía y un ánimo irrefrenables, sus primeros cien años de vida.

Se ha visto abrumada por los reconocimientos de las autoridades políticas y deportivas de su país. Pero sin querer hablar del pasado. Dice que lo hermoso es hablar del futuro. Que le gusta la vida. Y que el secreto es no mirarse al espejo.

ES NOTICIA