El fútbol a puerta cerrada: otra dimensión del deporte rey

24 May 2020

El fútbol entra en una nueva dimensión, con nuevos espacios, nuevas normas, nuevos sonidos. Pero es que también este fútbol que viene recorta la libertad del futbolista y la libertad de prensa

Estadios con un aforo máximo de 240 personas distribuidos en tres zonas llamadas verde, azul y roja. A la zona verde, formada por pasillos y campo sólo podrán llegar un máximo de 22 jugadores titulares, 24 suplentes, 16 técnicos y cuatro recogepelotas, que ahora recogerán y desinfectarán balones.

El fútbol entra en una nueva dimensión de sonidos metálicos y expresiones malsonantes que rara vez salieron a la luz pública.

Como ejemplos, valgan el enfado de Bilardo con su masajista Domingo Pérez en un Dépor-Sevilla de hace 27 años o el diálogo de Mejuto González y Rafa Guerrero en un Zaragoza-Barcelona de hace 24 años.

Sevilla y Betis reinauguran esta liga a puerta cerrada. Ya tuvieron esa experiencia en 2007, media hora de Copa jugada en Getafe. Entonces se oyó lo que el entrenador del Betis, Luis Fernández, le dijo al del Sevilla, Juande Ramos.

Oiremos las instrucciones de los porteros y los gritos de dolor, pero los protagonistas jugarán bajo una nueva represión verbal.

El fútbol del futuro recorta la libertad del futbolista y la libertad de prensa. Ruedas de prensa telemáticas. Fútbol sin periodistas.

ES NOTICIA