cultura y covid-19
cultura y covid-19

El Maestranza de Sevilla promete una temporada "atractiva, coherente y variada"

Se enfrenta al reto específico de gestionar un estrecho foso de ópera en el que los músicos casi se rozan y a manejar grandes masas corales y cuerpos de baile

Ahora, los aforos están limitados al 30%, pero si la situación sanitaria mejora, la restricción en otoño podría ser mínima

28 May 2020

Tras los espectáculos ya cancelados o reprogramados, el Teatro sevillano de la Maestranza, que es un gran coliseo con 1.800 butacas, se enfrenta al reto específico de gestionar un estrecho foso de ópera en el que los músicos casi se rozan y a manejar grandes masas corales y cuerpos de baile. Hoy por hoy, la situación no permite soñar con majestuosas óperas de Verdi.

Está la incertidumbre de si los artistas internacionales mantendrán, o no, sus giras. Y la del aforo disponible.

Ahora, los aforos están limitados al 30%, pero si la situación sanitaria mejora, la restricción en otoño podría ser mínima. Con esa incertidumbre, los programadores saben que, dependiendo de la pandemia, podrán programar una temporada u otra.

Manejándose con "prudencia" en esta falta de certezas, el Maestranza pide afrontar el futuro con "mente abierta" y se niega a plantear una temporada de mera transición. Javier Menéndez, director general del Teatro de la Maestranza, habla de "una temporada atractiva, coherente y variada". 

Los aficionados, expectantes, solo quieren brindar por ella.

ES NOTICIA