Así será la vuelta al cole: sin mascarilla en primaria y hasta 25 alumnos por aula

Tras la presión de las comunidades autónomas opta por el número habitual de alumnos en clase.

Insiste en que la distancia de seguridad debe ser de metro y medio y si no es posible por falta de espacio será necesaria utilizar mascarilla.

Cuando surjan casos, recomienda sólo el cierre parcial del centro.

CONSULTA AQUÍ EL BOE CON LAS NORMAS PARA LA VUELTA AL COLE

CANAL SUR MEDIA 24 June 2020

Ya conocemos más detalles de cómo podría ser la vuelta al cole en septiembre, siempre que la evolución de la crisis sanitaria lo permita. En Primaria, las mascarillas no serán obligatoria pero sí mantener la distancia social de metro y medio. La ratio de las clases queda a decisión de las consejerías aunque, frente a los 15 del principio, se admite que sea de 25. Los profesores han regresado a las aulas para cerrar este curso tan atípico.

Las Comunidades Autónomas ya tienen las instrucciones del Ministerio de Educación de cara al inicio de curso. Ahora son las consejerías las encargadas de concretarlas y enviarlas a los centros docentes. En Andalucía esto ocurrirá en la primera semana de julio. Frente a lo primero que se dijo de ratios de 15 alumnos y alumnas por aula, ahora aunque es recomendable, el límite queda a decisión de las consejerías. Siempre que se respete la distancia social de metro y medio. Algo complicado con la realidad de los colegios e institutos andaluces.

Las mascarillas, que en un principio eran obligatoria a partir de los diez años, dejan de serlo en Primaria siempre que se pueda mantener la distancia social o un grupo estable de convivencia. Para los profesores también se recomienda su uso pero podrán quitarsela en sus clases si mantienen la distancia. 

CONSULTA AQUÍ EL BOE CON LAS NORMAS PARA LA VUELTA AL COLE

En la nueva guía para el próximo curso escolar se tiene en cuenta la falta de espacio y profesores que alegaban las comunidades autónomas. Ahora mantiene la ratio previa al coronavirus de 25 alumnos en el aula para Infantil y primaria, al tiempo que contempla que la distancia de seguridad pueda acortarse a metro y medio, aunque en ese caso habrá que utilizar mascarilla.

Además, recomienda los grupos burbuja para los menores de 8 años, y no 10 como había propuesto inicialmente. Se trata de una solución prevista para los más pequeños con los que es más difícil mantener las medidas de seguridad. Para evitar contagios estos niños no tendrían contacto con otros en las instalaciones educativas.

Educación recomienda no cerrar al completo de los centros en caso de contagios, aunque serán las comunidades autónomas las que decidirán cómo actuar.

El nuevo documento recomienda los grupos estables de convivencia preferentemente hasta 2º de Primaria, pero las escuelas podrán optar por esa alternativa en todos los cursos de dicho ciclo. Esas clases, cuyos integrantes interactuarán sin tener que mantener la distancia de seguridad, estaban establecidas hasta 4º en el borrador.

Al ampliarse los niveles en los que pueden crearse esas "agrupaciones convivenciales" cambia también el uso de las mascarillas, que se aconseja que sean de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizables. Para los menores de seis años continuará sin ser obligatoria y hasta los doce -en vez de hasta los diez- tampoco, siempre que estén dentro del grupo. Cuando se salgan de él deberán llevarla puesta si no pueden mantenerse a 1,5 metros del resto.

En Secundaria dicha protección será necesaria siempre que no se pueda cumplir con la distancia de seguridad. A partir de los seis años será igualmente imprescindible en el transporte escolar. Y en el caso de los profesores, los tutores de Infantil y Primaria podrán prescindir de la mascarilla cuando se encuentren dentro de su burbuja.

El texto final mantiene las sugerencias de priorizar las actividades al aire libre, escalonar las entradas y salidas y las horas de recreo o diseñar otras medidas organizativas para evitar aglomeraciones y reducir al máximo el número de desplazamientos de grupos de alumnos por el centro.

Asimismo cada colegio dispondrá de un protocolo de limpieza que se corresponda a sus características pero que sí deberá incluir la desinfección al menos una vez al día de las instalaciones (y al menos tres en el caso de los aseos); una ventilación frecuente, de al menos cinco minutos, al inicio de la jornada, al finalizar y entre clases, y cuando las condiciones meteorológicas y el edificio lo permitan, mantener las ventanas abiertas el mayor tiempo posible.

"El documento ofrece un marco común que puede ser adaptado en cada comunidad e implementado según la realidad de cada centro educativo y de su contexto local", afirman desde Educación y alertan de que las medidas se irán actualizando "cuando sea necesario", en función de cómo evolucione la situación epidemiológica.

ES NOTICIA