nueva tecnología
nueva tecnología

La FIFA aprueba el fuera de juego semiautomático ensayado en el Sánchez Pizjuán

Ya se utilizará en el Mundial de Qatar. Esta tecnología, más precisa y más rápida que el actual sistema de videoarbitraje

Para la historia quedará que el Ramón Sánchez Pizjuán fue el estadio en el que la FIFA realizó las pruebas de esa nueva herramienta tecnológica

CANAL SUR MEDIA 2 July 2022

Irremediablemente, la tecnología ha llegado al fútbol para quedarse. En el Mundial de QATAR se utilizará el fuera de juego semiautomático. Quédense con el concepto. La FIFA ha validado esta tecnología, más precisa y más rápida que el actual sistema de videoarbitraje, que permitirá determinar con exactitud una posición antirreglamentaria en pocos segundos. Una valiosa ayuda para los árbitros y sus asistentes que seguirán siendo, en cualquier caso, los responsables últimos de las decisiones.

A pesar de las dudas y las polémicas que genera el VAR, la FIFA apuesta por la modernización. Para la historia quedará que el Ramón Sánchez Pizjuán, por la disposición de sus gradas, que permite una muy buena visibilidad del juego, fue el estadio en el que la FIFA realizó las pruebas de esa nueva herramienta tecnológica que reducirá notablemente el tiempo de decisión en las jugadas de fuera de juego, -apenas 25 segundos-, y haciéndolo con más fiabilidad y precisión, -entre 5 y 20 centímetros-.

Esta nueva tecnología utiliza doce cámaras instaladas bajo las cubiertas de los estadios que controlan hasta 29 puntos de datos de cada jugador, donde se incluyen las partes del cuerpo afectadas por el fuera de juego. Y un sensor situado en el interior del balón, que enviará datos 500 veces por segundo, permitirá determinar el momento del golpeo de una manera más precisa.

Con esos dos elementos, y mediante la inteligencia artificial, la nueva tecnología suministrará el aviso automático de que un jugador está en posición antirreglamentaria. El VAR chequeará la jugada a partir de ese momento y se lo comunicará al árbitro. Un proceso que llevará como máximo 25 segundos, cuando hasta la fecha la media era superior al minuto.

Una vez adoptada la decisión, el sistema realizará una recreación en 3D para que lo vean los aficionados tanto en el estadio como a través de la televisión. Dice la FIFA que el fuera de juego, la norma del fútbol que probablemente ha generado más controversia a lo largo de la historia, será más preciso y fiable con esta tecnología. Pero tanta modernidad, con toda seguridad, no evitará la polémica.

ES NOTICIA