manifestación
manifestación

Los panaderos se manifiestan para defender el producto tradicional

Alertan del "peligro de extinción" para su producto por la competencia de las grandes superficies y la falta de formación.

Protestan también por la subida de las materias primas y la energía.

CANAL SUR MEDIA 29 November 2022

Los panaderos andaluces se han concentrado este martes ante la sede de la Delegación del Gobierno en Andalucía para reclamar la protección de su producto artesanal, al considerar que está "en peligro de extinción" por la competencia de las grandes superficies y la falta de formación.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la Asociación Provincial de Fabricantes y Expendedores de Pan de Jaén y de la Confederación Española de Panadería, Pastelería, Bollería y Afines (CEOPANN), José Antonio García Franco, ha explicado que el principal motivo de la protesta ha sido "defender el pan".

Ha subrayado, en este sentido, la delicada situación que atraviesa la panadería artesana desde hace veinte años, periodo en el que el consumo de pan ha llegado a descender hasta un 50 por ciento.

Con el lema 'Panaderías artesanales: ¡¡Peligro de extinción!!', los congregados han protestado ante la subida del coste de un producto tan fundamental como es la harina, cuyo precio se ha incrementado un 100 %, así como los aumentos de las facturas de la electricidad o el gasóleo, que han cifrado en un 300 %.

Todo ello ha repercutido en el precio el pan, con una subida del 15 %, que además no es suficiente para cubrir las nuevas necesidades surgidas a causa de este "salto" en los costes.

A ello se suma la competencia de las grandes superficies, que usan este "alimento milenario" con un precio más reducido como reclamo para sus clientes ofreciendo un producto "artificial" y "desnaturalizado".

También han expresado su preocupación por la falta de formación entre los más jóvenes, algo que no asegura el relevo generacional, cada vez más necesario.

Por todo ello, el presidente de CEOPANN ha pedido "protección" tanto para el pan como para los panaderos, que padecen una situación "cada vez más complicada".

ES NOTICIA