primer día en vigor
primer día en vigor

Comercios y bares asumen las limitaciones del decreto de ahorro energético

La temperatura del aire acondicionado no podrá ser inferior a los 27 grados, mientras que en los meses más fríos la calefacción no podrá superar los 19 grados. Los escaparates de las tiendas tampoco podrán mantener la luz encendida a partir de las diez de la noche.

Esta medida afectará a edificios administrativos, espacios comerciales y culturales, cines, estaciones de autobuses, trenes y aeropuertos, pero no a los monumentos

Hay excepciones para aquellos lugares de trabajo que, atendiendo a la legislación laboral, necesiten mantener unas condiciones ambientales especiales.

CANAL SUR MEDIA 10 August 2022

Desde la pasada medianoche están en vigor las medidas recogidas en el decreto de ahorro energético aprobado por el Gobierno central. El llamado "Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización" estará en vigor este miércoles hasta noviembre de 2023. Los espacios afectados tendrán que reajustar sus termostatos para que no queden por debajo de los 27 grados en verano ni superen los 19 grados en invierno. Para los hogares se queda en solo una recomendación.

Bares y comercios se preparan para cumplir con las medidas de ahorro energético del Gobierno de España que deberán comenzar a aplicar a partir de este martes. Un plan que fija la temperatura de los locales públicos y que obligará a apagar las luces de los escaparates y edificios públicos a las diez de la noche.

Tendrán que adaptarse a la medida los edificios que tengan uso administrativo, tanto oficinas como zona al público. Los cines, auditorios o centros de congreso. Un control de temperatura también en tiendas, centros comerciales, y la hostelería donde, coincidiendo con esta época de intenso calor, se han mostrado las mayores dudas y reticencias.

La medida se ha suavizado en este sector como recinto con condiciones ambientales especiales. de 27 a 25 grados. Y por supuesto la excepcionalidad de las cocinas en restaurantes.

Quedan excluidos los centros de formación como universidades y colegios, los centros sanitarios, las peluquerías y lavanderías, gimnasios, medios de transporte y las habitaciones de los hoteles. Para lograr los objetivos, los escaparates deberán apagar a las 10 de la noche, así como los edificios públicos que queden desocupados.

En cambio, el alumbrado urbano si quedará encendido así como los monumentos. Las puertas que den a la calle no podrán estar abiertas de par en par sino incluso incluir cierre automático.

No se han creado multas específicas sino que se aplicarían las que recoge el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios que van de 60mil a 100 millones de euros en los casos considerados muy graves. Medidas de carácter inmediato a la espera de las que se preparan para septiembre.

Las medidas entran en vigor en la noche del martes al miércoles pero en la hostelería o en los locales comerciales ya se preparan para adaptar la temperatura de sus espacios e informar de ello a sus clientes.  La mayoría de los negocios ya se han informado de las principales medidas que entrarán en vigor.

Algunos negocios encuentran dificultades para adaptar las puertas de entrada que eviten la perdida energética ya que sólo disponen de persianas y otros, principalmente la hostelería, creen que se debe puntualizar cuando la estancia del cliente es de larga duración.

ES NOTICIA