negociaciones
negociaciones

Unicaja vuelve a la huelga tras rechazar los trabajadores la nueva oferta del banco

La nueva propuesta de Unicaja Banco no cumple con las “condiciones mínimas exigibles”, dicen los sindicatos por lo que irán este jueves a la huelga.

No obstante, reconocen que hay algunos avances.

La entidad sube “ligeramente” las indemnizaciones, pero mantiene la “forzosidad” en la adscripción a las medidas de extinción y movilidad geográfica.

La entidad pretende el cierre de 395 oficinas y dar de baja a casi 2.700 empleados

CANAL SUR MEDIA 1 December 2021

Los sindicatos presentes en la negociación de despido y traslado colectivo que pretende llevar a cabo Unicaja y que afectaría a 1.513 empleados secundarán este jueves la segunda huelga de la entidad tras rechazar una nueva propuesta ofrecida por el banco el penúltimo día fijado para alcanzar un acuerdo.

La representación sindical, que afirma que la nueva propuesta de Unicaja Banco no cumple con las “condiciones mínimas exigibles” para llegar a un preacuerdo, ha decidido convocar una segunda huelga de la entidad para el jueves 2 de diciembre, así como otra el viernes 3 si no se alcanza un acuerdo en las próximas horas.

El sindicato CCOO ha asegurado que Unicaja Banco “sigue tomándoles el pelo” con una propuesta que han calificado de “calderilla”, en la que explican que la entidad sube “ligeramente” las indemnizaciones, pero mantiene la “forzosidad” en la adscripción a las medidas de extinción y movilidad geográfica.

También, destaca esta central, Unicaja mantiene su propuesta de jornadas singulares de mañana y tarde, lo que supondría “desregular el horario de convenio a más de 1.300 personas” y añade que “se siguen negando a homologar las condiciones laborales con el peligro que ello supone de perder a futuro los derechos de los colectivos”.

Además, aseguran que Unicaja Banco “jamás ha vivido la conflictividad laboral que están sufriendo ahora”, lo que -a juicio de esta central- demuestra la “influencia que las formas de hacer de Liberbank empiezan a tener en la entidad”, por lo que insiste en que mantienen la huelga ante “la obcecación” de la empresa.

La entidad pretende el cierre de 395 oficinas y dar de baja a casi 2.700 empleados dado que a los 1.513 despidos contemplados en el ERE se suman unas 1.200 prejubilaciones, 730 que estaban en excedencia en Liberbank y 437 de la antigua Unicaja Banco con los que se ha alcanzado un acuerdo.

Esta negociación se lleva a cabo tras la fusión de Unicaja Banco y Liberbank, que supuso la creación del quinto banco del país, con un volumen actual de activos cercanos a los 110.000 millones, más de 4,5 millones de clientes y aproximadamente unas 1.400 oficinas.

El secretario general de CIC -que engloba a SUMA-T, STC y SIBANK-, Jesús Barbosa, ha explicado en un vídeo junto a los secretarios de UGT y CSIF, Rubén de Andrés y Pilar Martínez -respectivamente-, que la negociación “está siendo dura”, pero hay “avances” que “les hacen tener esperanza en la negociación”.

Ha explicado que mantienen la huelga y que esperan que Unicaja “siga en esos avances y sean capaces de llegar a algo más”, antes de recordar que mañana termina el periodo formal de negociación y solo les resta un día más para alcanzar un acuerdo que satisfaga a ambas partes.

Los sindicatos han decidido volver a convocar una huelga tras el “éxito” -según éstos- de la anterior convocada el viernes 26, que fue secundada por el 93 por ciento de la plantilla de Unicaja -según estas fuentes- y preparan nuevas concentraciones para este jueves en Málaga, Granada, Almería, Salamanca, Albacete, Ciudad Real, Toledo, Cuenca y Cáceres.

ES NOTICIA