Los Reporteros
Los Reporteros

El paraíso del pinsapo, la nueva huella verde de Andalucía

Lo es también por su riqueza medioambiental y su fauna

La distinción de la Sierra de las Nieves como Parque nacional le brinda la máxima protección y siembra de esperanza a los catorce pueblos de la comarca

Supone un incentivo para reactivar su economía a través del turismo y luchar contra la despoblación

Los Reporteros les invita a explorarlo

CANAL SUR MEDIA 25 July 2021

¿Qué elementos intervienen para que un espacio natural sea declarado parque nacional? La Sierra de las Nieves, en la provincia de Málaga, acaba de conseguir esa distinción. 

Es la reserva de un abeto prácticamente único en Europa, el pinsapo. Reconocer su valor, protege esa naturaleza y le brinda también una oportunidad a quienes nacieron allí de quedarse. La actividad humana es parte inseparable de un legado, donde el ser humano y la naturaleza conviven y crean espacios únicos.

Los Reporteros les invita a que lo conozcan. Y lo hace desde varios escenarios.

Desde el herbario de la Universidad de Málaga donde se conservan casi 6.000 especies; una gran parte recogidas en la Sierra de las Nieves. Para inventariar su flora, el catedrático Baltasar Cabezudo y el investigador Federico Soriguer han recorrido cada rincón de esta sierra, que acaba de ser declarada parque nacional. Es el tercero de Andalucía, junto a Doñana y Sierra Nevada.

El Puerto de los Pilones es una de las atalayas naturales de la Sierra de las Nieves. Desde aquí, un día despejado, se puede avistar Gibraltar e incluso África. Quejigos, enebros, sabinas comparten protección con el emblema del parque, el pinsapo. Es descendiente de los abetos meridionales que hace miles de años poblaron la península y que sólo lograron adaptarse y sobrevivir en la época glacial en las sierras de Málaga y Cádiz. Fue un botánico, el suizo Boissier, quién los descubrió en la primera mitad del siglo XIX y convirtió la Sierra de las Nieves en un referente para la ciencia.

Nos lo cuenta José López Quintanilla, coordinador del Plan de Recuperación del Pinsapo en Andalucía. Su trabajo es ayudar a esta especie para que poco a poco vaya ganando terreno en la sierra.

Además de refugio del pinsapo, el nuevo parque nacional es el hábitat de 150 especies de aves y una fauna que incluye la cabra montés, el corzo o la nutria. Este espacio protegido tiene también una singularidad geológica: las peridotitas.

En 1989 la Sierra de las Nieves se convirtió en Parque Natural y 6 años después en Reserva de la Biosfera. Esta figura engloba a los catorce pueblos del entorno que aunaron esfuerzos para lograr la declaración de Parque Nacional.

Cuando cae el sol, Francisco Gil guía su rebaño a pastar en los cortafuegos del parque. Su ganado hace unas décadas, se consideraba dañino para estos enclaves y hoy, de forma controlada, ayuda a prevenir incendios.

En la última década, los municipios de esta sierra de Málaga han perdido un 10% de su población. El parque puede ser una oportunidad de frenar esta despoblación.

Elena González, como muchos jóvenes, dejó su pueblo para estudiar y trabajar. Era administrativa, antes de formarse como guía de montaña y abrir una empresa de turismo activo. José Miguel Marín también ha vuelto a sus raíces. Así se llama el restaurante que acaba de abrir en su pueblo. Negocios nuevos y otros tradicionales que se han adaptado, como el de Dolores Luna, dueña de una almazara, la primera mujer empresaria de la Sierra de las Nieves en reconvertir su producción en ecológica o el trabajo de Saray Merchán

Así es el Parque Nacional Sierra de las Nieves, un entorno que quiere conservar su naturaleza pero también a sus habitantes.

Intervienen en el reportaje Baltasar Cabezudo, catedrático Emérito del Departamento de Botánica de la Universidad de Málaga, José López Quintanilla, coordinador del Plan de Recuperación del Pinsapo, Rafael Haro, director conservador del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves, Tomás Rueda, coordinador de la Reserva Biosfera Sierra de las Nieves, Elena González, de Aventúrate Sierra de las Nieves, José Miguel Marín, dueño del restaurante Raíces, Dolores Luna, Aceites Gil Luna, Francisco Gil, cabrero y Saray Merchán, trabajadora en la Quesería El Porticatero.

ES NOTICIA