VIOLENCIA MACHISTA
VIOLENCIA MACHISTA

La pareja de Mari Ángeles, la mujer asesinada en Úbeda, culpable de asesinato

Así lo ha declarado por unanimidad el jurado popular. El crimen ocurrió en 2018

El hombre, de 55 años, también ha sido declarado culpable de un delito de maltrato habitual

CANAL SUR MEDIA 27 November 2021

El jurado ha declarado por unanimidad culpable de asesinato al hombre de 55 años, que ha sido juzgado esta semana en la Audiencia de Jaén por la muerte violenta en Úbeda, Jaén, en 2018, de María de los Ángeles, que era su pareja y madre de dos de sus hijos.

También lo ha declarado culpable de un delito de amenazas y otro de maltrato habitual. En todos los delitos el jurado contempla los agravantes de parentesco y género. Además, en lo que se refiere al delito asesinato, el jurado recoge como probada la alevosía, aunque no el enseñamiento. El jurado también ha considerado que el acusado, por falta de pruebas, no era culpable de otro delito de amenazas y uno de coacciones.

Por todos ello, el Ministerio Fiscal, una vez pronunciado el veredicto, ha pedido que se le imponga una pena de 20 años de prisión por el delito de asesinato, tres años por el de amenazas y otros tres años más por el de maltrato habitual, lo que suma un total de 26 años de cárcel. A esta petición de penas formulada por el Ministerio Público se han adherido las cuatro acusaciones particulares que se encontraban personadas en la causa.

Por su parte, la defensa se ha limitado a solicitar que la pena que se le aplique sea la mínima establecida para cada uno de los delitos por los que ha sido declarado culpable.

Los nueve miembros del jurado, siete mujeres y dos hombres, han considerado que el hombre mató a María de los Ángeles de forma "sorpresiva" e "inesperada" y sin que tuviera posibilidad de defenderse cuando la golpeó en la sien con una plancha de ropa, para seguidamente, ya boca abajo en el suelo, subirse sobre ella y estrangularla hasta la muerte.

El tribunal popular ha asumido la postura del Ministerio Fiscal y la acusación particular ejercida por la familia de María de los Ángeles al determinar que lo ocurrido fue un asesinato, al tiempo que ha rechazado por unanimidad la versión de la defensa que, en todo momento, ha mantenido que el acusado la mató en legítima defensa.

El acusado declaró este lunes ante el jurado que se encontraba "muy apenado" porque "en ningún momento" pensó en acabar con la vida de la madre de dos de sus hijos, algo que lamentaba "mucho". No obstante, señaló que fue ella la que le atacó con un cuchillo y que tras sentir que le hería en el abdomen, cogió lo primero que se le vino a la mano, una plancha de planchar, y la golpeó.

Relató que la víctima ya boca abajo seguía queriendo agredirle con el cuchillo por lo que acabó apretándole el cuello con ayuda de una bayeta que supuestamente dijo que cogió para protegerse de los cortes.

El acusado definió a la fallecida como una persona agresiva, mientras que la hija de María de los Ángeles declaró en el juicio que su madre, durante el tiempo que fue pareja del acusado, sufrió "palizas de muerte", amenazas, insultos y humillaciones. Negó que su madre fuera una persona violenta, no así el acusado al que en todo momento se refirió como "un monstruo" que les hizo vivir "un infierno" tanto a su madre como a sus hermanos porque ellos eran testigos de todo lo que ocurría.

La hija que declaró en el juicio es la misma que cuando murió su madre interpuso una denuncia contra el acusado por agresiones sexuales continuadas desde que ella tenía ocho años y hasta que cumplió 15 años, caso que ya fue juzgado en la Audiencia de Jaén y que se saldó con una condena de prisión de 15 años, que está recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Para emitir el veredicto de culpabilidad, el jurado, que comenzó a deliberar este jueves, ha tenido en cuenta las declaraciones de los peritos que señalaron que la víctima fue objeto de un ataque "sorpresivo" ante el que "no tuvo posibilidad alguna de defensa".

Además, la Policía Científica descartó pericialmente que las lesiones por arma blanca que presentaba el acusado fueran fruto de un forcejeo con la víctima y concluyó que éstas fueron autoinflingidas por el propio acusado a la hora de reforzar su coartada de haber matado en defensa propia a María de los Ángeles, extremo que ha confirmado el jurado en su veredicto.

El acusado ha abandonado la sala entre gritos de "asesino" proferidos por familiares de María de los Ángeles. Ha sido la hija de la víctima la de que ha mostrado a viva voz su deseo de que no vuelva a ver "ni un rayito de sol" desde la cárcel.

La abogada de la hija de la fallecida, María Dolores Chamorro, ha mostrado su satisfacción por un veredicto alcanzado por unanimidad y con el que "se hace justicia".

Ahora será el magistrado presidente del jurado el encargado de dictar sentencia e imponer tanto la pena de prisión acorde al veredicto como de fijar la responsabilidad civil a la que deberá hacer frente el acusado.

ES NOTICIA