salud pública
salud pública

Andalucía suma cinco casos sospechosos de viruela del mono

Los expertos abogan por la precaución, pero sin generar alarma, dado que hay tratamientos.

El protocolo del Ministerio de Sanidad apuesta por la vigilancia médica y el aislamiento.

CANAL SUR MEDIA 21 May 2022

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha confirmado este sábado que en Andalucía se estudian ya cinco casos de personas supuestamente infectadas por el virus de la viruela del mono, a la espera de nuevos análisis. Todos son casos leves.

El Ministerio de Sanidad ha publicado un protocolo para los casos sospechosos y confirmados. Entre las medidas de control, el aislamiento y la vigilancia médica. Evitar el contacto físico y las relaciones sexuales. El contagio se produce a través de fluidos corporales.

Siete comunidades autónomas detectan ya casos sospechosos de viruela del mono, una enfermedad poco frecuente que ha afectado por siglos a habitantes de África y que ha comenzado a reportarse en varios países del mundo. La Comunidad de Madrid y Canarias están a la cabeza en alertas. En el primer caso, se ha clausurado una sauna que se ha identificado como foco del contagio.

En cualquier caso, no se prevé que la población deba temer niveles de contagios como los que se vieron en la pandemia de coronavirus. De hecho, se descubrió por primera vez en los simios en la década de 1950, pero en 1970 se había extendido a los humanos. Por ello, existen vacunas y tratamientos disponibles.

Dado que el virus de la viruela del mono está estrechamente relacionado con el que causa la humana, la vacuna contra esta última también ha mostrado ser efectiva para las dos enfermedades.

Los expertos creen que con las actuales herramientas epidemiológicas podemos actuar "sin generar una alarma social, pero con precaución".

La incubación suele durar entre 6 y 13 días, pero puede prolongarse hasta 21. Los síntomas empiezan a manifestarse con fiebre, dolor de cabeza y musculares, fatiga y ganglios inflamados. Entre uno y tres días más tarde, surge la erupción cutánea con pequeñas ampollas que crecen llenándose de pus y que luego forman costras. Cuando estas se secan y caen, lo que suele tardar de una a tres semanas, la persona deja de ser contagiosa.

ES NOTICIA