PARLAMENTO ANDALUZ
PARLAMENTO ANDALUZ

Vox vuelve al Parlamento tras recibir el apoyo del gobierno, PP y Ciudadanos

Lo ha dicho el portavoz parlamentario en Mesa de Análisis  donde ha explicado que la presidenta le ha dado "explicaciones" del incidente ocurrido este jueves.

En el mismo espacio, Marta Bosquet aseguraba que Hernández no tenía que disculparse por lo ocurrido.

Marín asegura que Susana Díaz debería disculparse con Alejandro Hernández "por insultarle".

La calificación de "herederos del franquismo" que Díaz hizo de Vox provocó que Hernández abandonara el pleno entre gritos tras negarle la presidenta la palabra.

El PSOE pedirá su reprobación.

CANAL SUR MEDIA 20 November 2020

El portavoz parlamentario de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, ha anunciado este viernes que su grupo "se reincorporará este lunes con normalidad a la actividad parlamentaria" después de recibir "una serie de explicaciones" por parte de la presidenta de la Cámara, Marta Bosquet (Ciudadanos), y "la solidaridad y el apoyo" de diputados de PP-A y Cs y "del Gobierno" andaluz que ambos partidos sustentan.

Así lo ha indicado el portavoz de Vox en una entrevista en Mesa de Análisis tras el incidente que se produjo este jueves en el Pleno del Parlamento, cuando dicho partido abandonó el Pleno tras pedir él sin éxito la palabra a la presidenta de la Cámara después de que la presidenta del Grupo Socialista, Susana Díaz, acusara al jefe del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno (PP-A), de haberse "abrazado a los herederos del franquismo", en alusión a Vox y a su pacto con la Junta para aprobar los Presupuestos de 2021. Hernández golpeó el micrófono entre exclamaciones de "¡a la porra!" o "¡a tomar por culo!".

Alejandro Hernández ha justificado su reacción indicando que lo que la motivó fue "la equiparación que se hizo de Vox con ETA" por parte de la dirigente socialista, que aludió a los "herederos del franquismo" tras asegurar que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no había pactado con Bildu.

En esa línea, el portavoz de Vox ha comentado que, "si nosotros nos fuéramos del Parlamento cada vez que nos dicen ultraderecha, herederos del franquismo y otras lindezas, es que ni entrábamos", y lo que motivó su reacción "es lo que viene antes", es decir, que Susana Díaz "lo que estaba intentando hacer era blanquear a ETA, justificar los pactos de su partido en Madrid con la banda terrorista y el brazo político que es Bildu, compuesto por personas que han sido condenadas por crímenes de sangre", según ha enfatizado. Además, asegura que sus diputados han recibido insultos como "gilipollas" o "brujas" desde la bancada socialista.

"NO SE PUEDEN CRUZAR LINEAS ROJAS" EN EL PARLAMENTO

Hernández ha confirmado que este jueves por la tarde, tras el incidente, mantuvo un encuentro con Bosquet que se desarrolló "con corrección", y ha subrayado que desde Vox van a "exigir de la presidenta del Parlamento en todo momento que nos proteja y ampare, que cumpla con sus funciones", porque "no se pueden cruzar determinadas líneas rojas" como, a su juicio, sucedió este jueves con esa "comparación" de Vox "con una banda criminal, terrorista".

"No nos podemos poner exquisitos con unos y luego mirar para otro lado cuando quienes están haciendo permanentemente el gamberro son otros", ha añadido en esa línea Hernández, que ha dicho también que ha recibido tras lo sucedido este jueves "la solidaridad y el apoyo de la práctica totalidad de los diputados" de Cs, así como de los del PP-A y de "los miembros del Gobierno" andaluz, algunos de los cuales le dijeron que "no se podía soportar lo que estábamos viviendo", según ha comentado.

BOSQUET DA POR ZANJADO EL EPISODIO

Poco después, la presidenta del parlamento, Marta Bosquet, explicaba en Mesa de Análisis que estuvo hablando con el portavoz de Vox y que da por superado el incidente. Entiende, además, que Hernández no le debe ninguna disculpa por los exabruptos ya que, ni los oyó, por estar lejos, ni cree que fueran dirigidos a ella en concreto.

MARÍN AFIRMA QUE SUSANA DÍAZ DEBE PEDIR "DISCULPAS"

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha sostenido este viernes que es la líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, quien debería pedir disculpas al portavoz de Vox en el Parlamento, Alejandro Hernández, por "insultarle". Marín ha dicho que la situación vivida este jueves durante el pleno fue "bastante desagradable y provocada por una estrategia del PSOE clarísima" y "muy bien diseñada" por su responsable regional, Susana Díaz.

"El PSOE se empeñó en romper el bloque de Adelante Andalucía y ya lo ha hecho, y ahora intenta desestabilizar el apoyo de Vox al Gobierno de PP y Ciudadanos", ha dicho Marín, que cree que lo ocurrido "estuvo completamente fuera de lugar y fue de muy mal gusto y de una ética y una moral políticas que creíamos pertenecía a la prehistoria de la democracia en nuestro país".

EL PSOE PEDIRÁ LA REPROBACIÓN DEL PORTAVOZ DE VOX

El portavoz parlamentario del Grupo Socialista, José Fiscal, ha anunciado este viernes que van a pedir la reprobación del portavoz de Vox, Alejandro Hernández, y la suspensión temporal de sus funciones por el incidente que protagonizó ayer en el Pleno de la Cámara andaluza.

En conferencia de prensa, ha avanzado que presentarán para ello una iniciativa ante el Registro del Parlamento el próximo lunes, en virtud del artículo 101.4 del Reglamento de la Cámara, que recoge esta posibilidad "cuando un diputado atente al decoro parlamentario en el ejercicio de sus funciones".

"Es una falta de respeto gravísima, que no se puede consentir, a la presidenta del Parlamento, a la presidenta del Grupo Socialista y a toda la ciudadanía", ha argumentado Fiscal, que ha considerado además "vergonzoso" que este episodio, fuera "noticia nacional".

ES NOTICIA