champions league
champions league

El Sevilla, obligado a ganar para prolongar la "ilusión" de Champions

Sevilla - Wolfsburgo | Martes, 21 horas

Los sevillistas tienen 3 puntos en su grupo, a dos de su próximo rival y del Lille, y a cuatro del Salzburgo austriaco.

Llegan a la cita con importantes ausencias. 

CANAL SUR MEDIA 22 November 2021

El Sevilla se la juega este martes en el Ramón Sánchez-Pizjuán ante el Wolfsburgo en la penúltima jornada en el Grupo G de la Liga de Campeones, una 'final' para seguir vivo en el máximo torneo europeo con un alcance deportivo y también económico, objetivo que también persiguen los alemanes.

Esta cita crucial para los sevillistas llega después del 2-2 logrado sobre la bocina ante el Alavés en LaLiga Santander, en la que el equipo de Julen Lopetegui se mantiene fuerte y es tercero con una sola derrota, como le ocurre en la Champions, aunque en ésta es colista, lastrado por tres empates seguidos y el último partido perdido contra el Lille francés (1-2).

Con 3 puntos en su grupo, a dos de su próximo rival y del Lille, y a cuatro del Salzburgo austriaco, el Sevilla está obligado a ganar si quiere prolongar su ilusión y su sueño de repetir, como el pasado curso, en octavos de la Liga de Campeones, con todos los réditos deportivos y económicos que ello conlleva.

Por ello, el club del barrio de Nervión, su plantilla y su afición tienen claro que no pueden fallar en las dos últimas jornadas. No pueden cometer ni un error más por no haber hecho los deberes antes con sus empates en casa con el Salzburgo (1-1) y fuera ante Wolfsburgo (1-1) y Lille (0-0), agravados por el 1-2 encajado el 2 de noviembre frente al campeón francés.

Ante esta tesitura, y para no depender de carambolas en su visita en la última jornada a Austria si no pasa del empate ante los alemanes, al Sevilla sólo le vale ganar al Wolfsburgo, aprovechar el aliento de su afición en un choque calificado como una 'final' desde el club hispalense y luego jugársela en Salzburgo.

Lopetegui, que sólo ha tenido dos días para preparar esta cita trascendental tras el tropiezo en casa con el Alavés, también deberá rearmar su equipo, después del esfuerzo del sábado en un campo encharcado por la intensa lluvia desde antes del descanso, y resolver el problema de las lesiones que le acucia.

El técnico sevillista prefiere usar la palabra "ilusión" para referirse al carácter del partido de este martes ante el Wolfsburgo alemán donde se jugarán sus opciones de continuar con opciones de pasar a los octavos de final de la Liga de Campeones.

"Evidentemente es un partido importante, de Champions, pero yo usaría la palabra ilusión. Ilusión por seguir en una competición que nos generó mucho trabajo el año pasado y en la que queremos seguir vivos. La ilusión es la que nos tiene que mover para superar a un buen rival", expresó Lopetegui este lunes en rueda de prensa.



A las bajas de larga duración del lateral derecho Jesús Navas y del delantero marroquí Youssef En-Nesyri, con el argentino Montiel y Rafa Mir como recambios obligados, se han unido los extremos Suso Fernández, lesionado el sábado, y el argentino Erik Lamela, ausente ya ante el Alavés y seria duda al no haber trabajado este lunes con el grupo.

No están inscritos para la Champions el marroquí Oussama Idrissi y el serbio Nemanja Gudelj, pero el técnico sevillista recupera al medio danés Thomas Delaney, que no jugó el fin de semana por una dolencia sufridas con su selección de la que ya parece restablecido, aunque no se prevé que entre en el once.

En él repetirían en la zaga Montiel, el galo Koundé y el brasileño Diego Carlos, con el argentino Marcos Acuña por el sueco Augustinsson, titular ante el Alavés; al igual que el brasileño Fernando Reges y Joan Jordan en la media, con el croata Ivan Rakitic o repitiendo titularidad Óliver Torres; y con Mir y el argentino Lucas Ocampos arriba junto a su compatriota Papu Gómez o el marroquí Munir caído en la banda.

Mientras, el Wolfsburgo llega al duelo tras haber sufrido mucho en la Bundesliga ante el Arminia Bielefeld, salvando al final un empate a dos goles tras haber estado 2-0 por debajo en el marcador.

En la parte positiva se puede rescatar que el delantero neerlandés Wout Weghorst puso fin a su sequía goleadora con su primer tanto y que el joven atacante Lukas Nmecha, sobre todo en la segunda parte, volvió a demostrar que pasa por un buen momento.

Ante el Bielefeld, el lateral brasileño Paulo Otavio sufrió una lesión que lo hace ser baja casi segura para la visita al Sevilla, aunque el cuerpo técnico quiere esperar hasta el mismo martes para tomar una decisión. En su lugar podría estar el francés Jerome Roussillon, que entró por él en el choque del pasado sábado.

El Wolfsburgo ha tenido una campaña irregular, tras un gran comienzo, lo que llevó incluso al relevo en el banquillo del neerlandés Mark van Bommel por el alemán Florian Kohnfeld.

El equipo, pese al patinazo ante el Bielefeld, parece haber recuperado el norte y está en la pelea por la clasificación para los octavos de la Liga de Campeones, aunque para aumentar sus opciones deberá intentar puntuar en Sevilla y llegar en una buena situación a la última jornada en cada contra el Lille.

- Alineaciones probables:

Sevilla: Bono; Montiel, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Jordán, Fernando, Rakitic; Ocampos, Rafa Mir, Papu Gómez o Munir.

Wolfsburgo: Casteels; Lacroix, Guilavogui, Brooks; Baku, Arnold, Gerhardt, Roussillon; Lukebakio, Nmecha; Weghorst.

Árbitro: Cuneyt Çakir (Turquía).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

ES NOTICIA