ATAQUE MACHISTA EN CÁRTAMA
ATAQUE MACHISTA EN CÁRTAMA

José Arcadio, "el Melillero": siete órdenes de detención y denuncia por malos tratos

Tiene 27 años y vive en Fuengirola.

Desde este martes se le busca por rociar con ácido a su exnovia y una amiga pero tiene un amplio historial delictivo.

Este mismo mes tiene fijado un juicio por maltrato a su pareja anterior.

CANAL SUR MEDIA 13 January 2021

El joven que, presuntamente, roció a su exnovia y una amiga con ácido en Cártama se llama José Arcadio. Tiene 27 años, es de Melilla, pero vive en Fuengirola. Conduce un Volkswagen gris, con dos tubos de escape y matrícula prácticamente nueva. En su historial delictivo cuenta con episodios con armas de fuego, robos, tráfico de drogas y malos tratos.

Tiene denuncia por malos tratos por otra mujer y orden de alejamiento en 2016, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación. El hombre tiene fijado este mes un juicio por maltrato respecto a una expareja y tiene una orden de busca y captura por los hechos que serán enjuiciados, ocurridos en 2016.

Así lo han confirmado fuentes judiciales, quienes han apuntado que será juzgado por un delito de malos tratos por unos hechos ocurridos en 2016 en una discoteca, donde supuestamente golpeó y arrastró a una expareja, con la que tiene un hijo en común. A raíz de esto, se dictó una orden de alejamiento de la víctima que aún permanece vigente.

Este juicio que tiene pendiente se fijó inicialmente para el 1 de abril del pasado año 2020, pero debido a la pandemia se tuvo que aplazar y se ha fijado para el 27 de enero de este año, han apuntado, señalando que como no se le ha podido localizar durante este tiempo para notificarle la fecha del juicio y asegurarse su comparecencia en la vista oral tiene vigente una orden de busca y captura.

Según han informado otras fuentes, en este procedimiento se le acusa inicialmente de los delitos de malos tratos, amenazas graves y vejaciones injustas, solicitando de forma provisional la Fiscalía malagueña que se le imponga al hombre una pena de dos años y medio de cárcel, alejamiento y prohibición de comunicarse con la víctima y multa.

Así, se le acusa por, tras tener una discusión con la víctima por encontrarse en un local de Marbella (Málaga), supuestamente dar un puñetazo y tirarla al suelo, arrastrándola posteriormente por los escalones de la discoteca. Además, presuntamente, días posteriores, la insultó por teléfono y la amenazó de muerte a través de una red social.

SIETE ÓRDENES DE DETENCIÓN

Además, según ha confirmado la Guardia Civil al alcalde de localidad, Jorge Gallardo, el joven tiene siete órdenes de detención en vigor por diferentes delitos.

Los siete expedientes son por diversos delitos, "unos más graves y otros menos graves. Por robos, violencia de género y por alguno debería haber ya estado detenido el tipajo y el sinvergüenza este", ha sostenido el regidor en declaraciones a Canal Sur Radio.

Al parecer, el sospechoso de los hechos reside en un municipio de la costa, mientras que una de las chicas sí vive en Cártama con sus padres y la otra en Casabermeja. Ambas son amigas e iban en el coche en el momento de los hechos. La investigación, por el momento, sigue adelante, con un "despliegue importante" para detener al sospechoso.

Los hechos tuvieron lugar poco después de las 14.00 horas de este pasado martes. Al parecer las chicas de unos 26 años estaban en el interior de un vehículo cuando se les ha acercado otro coche, en el que iba el presunto autor de los hechos, y les ha rociado con un bote con ácido.

La exnovia del joven, que era quien conducía el vehículo en el que iban las chicas, fue trasladada en helicóptero hasta Sevilla ante la gravedad de las heridas, mientras la otra joven fue derivada al Hospital Regional de Málaga.

Una de las jóvenes está muy grave y la otra estable dentro de la gravedad. En concreto, la joven que fue trasladada hasta el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla continúa ingresada en estado muy grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), según han informado fuentes sanitarias a Europa Press. Tras ser valorada este pasado martes en la Unidad de Grandes Quemados, el porcentaje de quemaduras es del 45 por ciento.

La otra mujer, trasladada hasta el Hospital Regional de Málaga, continúa ingresada estable dentro de la gravedad. Así, la joven tiene un 20 por ciento de superficie quemada en la cara y en las piernas.

ES NOTICIA