Málaga
Málaga

Detenidos por maltrato y lesiones graves los padres de un bebé en Málaga

El padre ha quedado en libertad con cargos mientas que la madre ha ingresado en prisión.

 El Servicio de Protección del Menor  ha decretado el desamparo provisional del niño, que ingresó en el hospital con fracturas en las piernas

Una doctora de un hospital de Málaga alertó a la Policía de que estaba tratando a un bebé con signos evidentes de maltrato

El niño fue trasladado al centro médico por el padre, d47 años, que refirió que se le había resbalado de los brazos de manera accidental

La madre del bebé, de 25 años, ya fue detenida en el año 2016 por su presunta implicación en los delitos de asesinato y maltrato infantil a otra hija

CANAL SUR MEDIA 21 July 2021

Los padres de un bebé de tres meses que fue hospitalizado con fracturas en las piernas han sido detenidos por la Policía Nacional en Málaga por los supuestos delitos de maltrato infantil y lesiones graves, hechos por los que la autoridad judicial ha ordenado el ingreso en prisión de la madre, de 25 años.

El Servicio de Protección del Menor de la Junta de Andalucía ha decretado el desamparo provisional del niño, que ingresó en el hospital con fracturas del fémur de la pierna izquierda y de la tibia derecha, según ha informado este miércoles la Policía en un comunicado.

La detención se produjo después de que el pasado 11 de julio una doctora de un hospital de Málaga alertara a la Policía de que estaba tratando a un bebé con signos evidentes de maltrato.

El niño fue trasladado al centro médico por el padre, de 47 años, que refirió que se le había resbalado de los brazos de manera accidental.

Se de la circunstancia de que la madre del bebé ingresado ya fue detenida en el año 2016 por su presunta implicación en los delitos de asesinato y maltrato infantil a otra hija, también de tres meses, cuando también fue detenido en relación con los hechos el padre biológico de la niña fallecida distinto del niño de este caso.

En el caso actual, las pesquisas policiales apuntan a que los hechos ocurrieron en el domicilio familiar: una vivienda de dos habitaciones donde conviven habitualmente hasta once personas, entre ellas la abuela materna, tres tíos con sus respectivos hijos, así como los padres del bebé de tres meses.

Los investigadores se entrevistaron con los progenitores del niño, que ofrecieron "explicaciones contradictorias e incompatibles" con el origen de las lesiones, según la Policía.

En la reconstrucción de los hechos en la vivienda familiar, el padre explicó que el pequeño se le resbaló de los brazos cuando iba a darle un biberón, momento en el que lo tomó de una sola pierna con una mano y parte de la cintura y baja espalda con la otra, y se produjo una brusca rotación de la pierna del niño.

El incidente supuestamente ocurrió mientras se duchaba la madre del menor, que no acompañó a su pareja y a su hijo al hospital.

Según se desprende de las diligencias -en la que se ha contado con la valoración de los facultativos-, la fractura del fémur, ocasionada por rotación, podría justificarse con la versión ofrecida por el padre del bebé, pero "no así la de la tibia", en forma de asa de cubo, "típica de maltrato infantil".

Durante la investigación, los agentes tomaron además declaraciones a familiares que vivían con el niño y sus padres, quienes ofrecieron versiones diferentes, y permitieron a los agentes averiguar que el bebé dormía atado a una silla de paseo y que se le proporcionaba alimentación que no era acorde con su edad.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga ha decretado el ingreso en prisión de la madre y ha dejado en libertad con cargos al padre.

ES NOTICIA