JAÉN
JAÉN

El empresario de Matinsreg reconoce la existencia de una trama de comisiones ilegales

El acusado reconoce haber "inflado" las facturas que pasaba al Ayuntamiento de Jaén por el mantenimiento de fuentes y semáforos.

Según su versión, el primer teniente de alcalde, Miguel Ángel García Anguita, se llevaba "una parte".

CANAL SUR MEDIA 6 April 2021

El empresario responsable de Matinsreg, G.G.V., ha reconocido ante el tribunal que juzga el caso en la Audiencia de Jaén haber "inflado" las facturas que pasaba al Ayuntamiento de Jaén por el mantenimiento de fuentes y semáforos y haberlo hecho con el visto bueno del que fuera primer teniente de alcalde, Miguel Ángel García Anguita.

G.G.V. ha señalado que fue otro de los acusados, J.M.A., el que actuó de "conseguidor" y le puso en contacto con responsables del Ayuntamiento de Jaén para hacerse cargo en la ciudad de trabajos de mantenimiento de fuentes ornamentales y semáforos.

El acuerdo alcanzado, según ha declarado ante el tribunal, pasaba por facturar al Ayuntamiento entre 450.000 y 480.000 euros "al mes" donde se incluían "las comisiones, el coste real, el beneficio y la financiación". En su declaración, el responsable de Matinsreg, la empresa con la que se ha bautizado a esta macrocausa judicial, ha reconocido que se "alteró la realidad de las facturas" para poder hacer frente al pago de las comisiones.

"Sabíamos perfectamente lo que estábamos haciendo", ha señalado G.G.V., que ha apuntado que las facturas se correspondían con "algunos trabajos realizados, otros no". Asimismo, ha manifestado que se subieron las horas trabajadas e incluso el precios de los productos y materiales empleados para elevar las cuantías de los importes que se facturaban al Ayuntamiento y así poder alcanzar una facturación mensual cercana al medio millón de euros, que era "lo que se había hablado".

El dueño de Matinsreg ha señalado que solo por terceras personas, en concreto dos de los acusados que actuaron como mediadores con el Ayuntamiento, supo que la persona de dentro del gobierno local (PP) que supuestamente se encargaría de que las facturas recibieran el visto bueno era el primer teniente de alcalde, Miguel Ángel García Anguita, quien además, "se llevaba una parte de la facturación", según le dijeron a él.

Ha añadido que la situación financiera del Ayuntamiento de Jaén en 2012 era "desesperada" y la oportunidad a Matinsreg, ubicada en Zamora, llegó cuando la encargada del mantenimiento de fuentes y semáforos en Jaén anunció que abandonaba el servicio a partir del 1 de agosto de ese año.

De la mano de dos de los acusados, el dueño de Matinsreg ha reconocido haberse entrevistado en una única ocasión con el entonces alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, como responsable de la empresa interesada en hacerse con los trabajos, en un principio durante dos meses. El compromiso era de que cobraría en menos de un año de las arcas municipales y que el Ayuntamiento debería asumir "un coste financiero elevado" por dichos trabajos.

Todo se complicó, según el acusado, cuando el Ayuntamiento se retrasó en el pago y él se negó a abonar comisiones porque "a mí nadie me pagaba". "El problema era la legalización de las facturas" porque "todo era un despropósito y no se atrevían a llevarlas a pleno".

G.G.V. ha reconocido que actuó con el único objetivo de "ganar dinero", aunque al final salió mal porque no llegó a cobrar lo esperado. Ha rechazado haber alcanzado ningún tipo de acuerdo con la Fiscalía para reconocer la existencia de la supuesta trama y ha defendido que lo declarado durante el juicio es "la verdad" y por eso ya ha consignado en la cuenta del juzgado un millón de euros para hacer frente a la reparación del daño que haya podido ocasionar.

Por su parte, el llamado "conseguidor", J.M.A. ha dicho al tribunal que se limitó a poner en contacto al responsable de Matinsreg con el Ayuntamiento de Jaén y que por ello cobraría una comisión sobre lo que finalmente se facturara. "No sé absolutamente nada de esas facturas infladas" y "si alguien lo ha hecho que caiga todo el peso de la justicia".

De los nueve acusados que se sientan en el banquillo, solo dos han prestado declaración en el primer día de juicio celebrado después de que el Ayuntamiento de Jaén haya presentado la certificación del pleno donde se acordó su personación en la causa. Está previsto que durante toda esta semana declaren los acusados, entre ellos el ex alcalde de Jaén y ex secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. El juicio se extenderá durante tres semanas.

Está previsto que Fernández de Moya, que no está acusado por el Ministerio Fiscal, sea de los últimos en declarar en esta macrocausa cuyo origen responde a la querella interpuesta por el grupo municipal socialista a finales de 2017 y en la que se apuntaba a pagos "inflados" a Matinsreg, empresa a la que supuestamente se había adjudicado 'a dedo' el servicio de las fuentes ornamentales en la ciudad cuando Fernández de Moya era alcalde de Jaén, en 2012.

El auto inicial del Juzgado de Instrucción recogía que Fernández de Moya como alcalde de Jaén "vino ordenando personalmente los pagos a realizar a dicha empresa en contra de los informes y reparos de legalidad que hacía recaer constantemente el interventor del Ayuntamiento". En dichos reparos "se aludía precisamente a la ausencia de todo procedimiento, soporte contrato o relación de toda índole de Matinsreg con el Ayuntamiento de Jaén".

La instrucción de esta causa, en la que está personado el Ayuntamiento como acusación particular y el PSOE como acusación popular derivó en la apertura de dos piezas separadas, de las que una de ellas sigue en investigación, mientras que otra ha sido archivada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Jaén.

ES NOTICIA