parlamento andaluz
parlamento andaluz

Toros de lidia, una cuestión también ecológica

Supondría la desaparición del toro bravo como especie animal y, como consecuencia, del ecosistema que conserva

Las ganaderías reclaman ayudas que les permitan mantener sus explotaciones durante la pandemia

500.000 hectáreas de dehesa dedicadas a la crianza del toro bravo en 130 municipios andaluces

Participan en este reportaje Fernando Cuadri, ganadero de reses bravas y Lucía Martín, Comunicación de Unión de Criadores de Toros de Lidia

CANAL SUR MEDIA 18 April 2021

En una comunidad como Andalucía donde el sector primario tiene una incidencia tan apegada a la economía, la ganadería en extensivo juega un papel determinante. Y no solo en lo económico, también en lo identitario.

Fija la población al territorio rural en pleno proceso general de despoblación. Por extensión y censo, las de toros de lidia son las ganaderías en extensivo de mayor superficie en nuestra comunidad.

La pandemia pone en jaque su presente, pero también el futuro. Y sus ganaderos advierten: la desaparición de estas explotaciones sería un verdadero desastre ecológico. Supondría la desaparición del toro bravo como especie animal y, como consecuencia, del ecosistema que conserva. Una realidad que los ganaderos entienden que las administraciones no valoran aún en su justa medida.

Un informe de febrero pasado realizado por la Plataforma Toro Bravo Andaluz concluye que, hasta diciembre de 2020, las ganaderías de lidia han perdido 31,11 millones de euros provocado, principalmente, por la reducción prácticamente a cero de la facturación por festejos celebrados como consecuencia de la pandemia.

Ello ha provocado también el sacrificio a precio de coste -unos 500 euros por ejemplar- de animales que superaron la edad máxima de seis años para que se puedan lidiar en una plaza y cuya crianza cuesta unos 5.000 euros.

Y se suma como un coste más para estas explotaciones, todas ellas en zonas rurales, el mantenimiento del empleo y de los animales que viven en el campo para seguir con la reproducción continua que es propia de estas ganaderías.

Reclaman ayudas públicas que les permitan combatir los efectos de la pandemia. A las que tienen acceso son del todo insuficientes para el coste de mantenimiento de una explotación como ésta.


EL TORO DE LIDIA EN CIFRAS

Es la ganadería en extensivo que más superficie ocupa en toda Andalucía, con casi 500.000 hectáreas de dehesa. 

La comunidad cuenta en sus límites con 235 ganaderías de reses bravas que alcanzan a 130 municipios andaluces, pero también de Extremadura, Castilla la Mancha y Madrid.

Se trata de una actividad que genera unos 54.000 puestos de trabajo vinculados a las 103 actividades implicadas en la vida de este animal, según datos de la Plataforma Toro Bravo Andaluz, donde están representadas 5 asociaciones ganaderas, las más importantes y numerosas de toda España.

Participan en este reportaje de 'Parlamento Andaluz' Fernando Cuadri, ganadero de reses bravas y Lucía Martín, Comunicación de Unión de Criadores de Toros de Lidia.



ES NOTICIA