La Comunidad Terapéutica Cortijo Buenos Aires
La Comunidad Terapéutica Cortijo Buenos Aires

En Granada llevan a cabo un proyecto de rehabilitación de drogodependientes en el que el papel del perro es fundamental

Busca mejorar la calidad de vida y estado emocional en las personas con adicciones.

El proyecto recoge sesiones de terapia con perros adiestrados para tratar a personas con adicciones tanto a las drogas como al alcohol. 

1 December 2020

La Comunidad Terapéutica Cortijo Buenos Aires de Granada, lleva a cabo un proyecto de rehabilitación de drogodependientes en el que el papel del perro es fundamental. Es un proyecto pionero en Andalucía que lleva a cabo Hachiko Educación Canina, un colectivo granadino especializado en el adiestramiento canino, que busca mejorar la calidad de vida y estado emocional en las personas con adicciones.

La terapia asistida con animales es una modalidad de tratamiento terapéutico en la que el can forma parte integral del proceso de rehabilitación, en este caso para disminuir el consumo de drogas, alcohol y sustancias y ayudar en el proceso de rehabilitación.

El proyecto recoge sesiones de terapia con perros adiestrados para tratar a personas con adicciones tanto a las drogas como al alcohol. Los promotores de este proyecto tienen la convicción de que los animales pueden mejorar la vida de los pacientes. Por este motivo colectivos terapéuticos y educativos se dedican a la investigación de estas nuevas terapias alternativas y a la aplicación de programas de intervención en diferentes ámbitos terapéuticos.

Se trata de programas diseñados, desarrollados y evaluados por un equipo multidisciplinar de profesionales de la salud y de la educación en los que se incluye a un animal como coterapeuta. En este caso el perro funciona como un estímulo multisensorial y facilitador para lograr objetivos prefijados destinados a mejorar a los pacientes. La intervención con perros se aplica como una terapia complementaria en el contexto del tratamiento multimodal de cada persona, junto con intervenciones psicológicas, médicas ,nutricionales, familiares y sociales en su vida cotidiana.

Es importante destacar que la terapia asistida con perros actúa sobre la globalidad de la persona, en parte debido a la capacidad de empatía y del vínculo que se llega a crear en la relación con el animal. El perro actúa como: estímulo multisensorial, catalizador de emociones, facilita la socialización, modifica el entorno, es fuente de motivación y reforzador de conductas positivas.

ES NOTICIA