El alcalde de Lanjarón prohíbe la fiesta del agua y la celebra sin distancia social

El regidor ha pedido disculpas después de que los vecinos se quejaran en redes de su comportamiento.

Varios vídeos evidencian que participó en la fiesta sin guardar las medidas de seguridad.

El regidor defiende que era una celebración privada de no más de 20 personas.

25 June 2020

El alcalde de Lanjarón (Granada), Eric Escobedo (PP), ha expresado su "disculpa pública" por sumarse durante la noche de San Juan a la fiesta popular por la que este municipio alpujarreño "riega" a sus vecinos, aunque ha reiterado que no se cometió ninguna irregularidad ni era una fiesta organizada.

Escobedo ha hecho estas consideraciones en un comunicado y después de que algunos vecinos aprovecharan las redes sociales para criticar, con el apoyo de varios vídeos, que el alcalde se sumara a la celebración en la que participaron grupos de personas sin mascarillas ni distancia de seguridad.

El Ayuntamiento de Lanjarón comunicó este mes la suspensión de sus fiestas de San Juan 2020 y de la tradicional Carrera del Agua, con cuatro décadas de historia y declarada de Interés Turístico Andaluz.

Se trata de una fiesta que cada noche del 23 al 24 de junio reúne en esta localidad granadina a más de 10.000 personas, un número de participantes que provocó la anulación de la tradición.

Escobedo ha apuntado que la noche de San Juan "no hubo ningún evento organizado" y que la Carrera del Agua se había suspendido, un evento que ha insistido "no estaba organizado pero tampoco prohibido".

"Se hace inevitable que los propios vecinos saquen sus mangueras a las puertas o lancen cubos de agua desde sus balcones", ha apuntado Escobedo, quien ha explicado que salió a la calle con familiares y amigos, como lo hicieron miembros de otros partidos con representación municipal, sin que se cometiera así infracción alguna.

Además, ha expresado su "disculpa pública por una situación que se ha sacado por completo de contexto" y ha recalcado que, gracias a la gestión municipal, "en todo momento se evitó la aglomeración de personas" durante una noche que, según Escobedo, solo se vieron grupos de no más de veinte personas.

Pese a estas disculpas, el PSOE ha exigido la dimisión del alcalde alpujarreño y ha considerado en un comunicado que Escobedo se saltó las normas de seguridad al sumarse a la fiesta, lo que lo incapacita para continuar en el cargo.

El secretario de Organización del PSOE de Granada, Álex Casares, ha considerado que la actitud del alcalde muestra "una grave irresponsabilidad" y le ha afeado que en lugar de adoptar los mecanismos para disolver la concentración, se sumara a una fiesta en la que decenas de participantes "bailaban y cantaban sin mascarillas".

ES NOTICIA