almería
almería

Salvan la vida a un bebé tras asfixiarse con un plástico y la chapa de un botellín

El bebé estaba inconsciente, sin respiración, en brazos de la madre. La maniobra de uno de los agentes logró que el niño expulsara el plástico.

CANAL SUR MEDIA 30 April 2021

La Guardia civil de Almería salvó la vida a un bebé de siete meses, que se había atragantado con la chapa de una botella en la barriada de Las doscientas viviendas de Roquetas de Mar. Los agentes vieron a las mujeres gritando con el niño en brazos mientras patrullaban por la zona. La actuación de los agentes logró salvarle la vida. 

Los hechos tuvieron lugar en la noche de este jueves, sobre las 23,30 horas, cuando los agentes que realizaban labores de seguridad ciudadana en el barrio de Las 200 Viviendas de Roquetas de Mar vieron a varias mujeres "gritando y pidiendo auxilio desesperadamente, portando una de ellas un bebé en brazos".

Al acercarse, los agentes comprobaron que el bebé estaba inconsciente, sin respiración, "con los ojos en blanco y expulsando sangre por la boca", por lo que se solicitó rápidamente una ambulancia. Paralelamente, uno de los agentes cogió al bebé en brazos y comenzó a practicarle la maniobra de Heimlich.

La pericia del agentes consiguió que el bebé expulsara un plástico, aunque al observar que aún no reaccionaba, le introdujo un dedo en la boca y logró sacarle una chapa de un botellín. Fue en ese momento cuando el niño recobró el conocimiento, recuperó la respiración y comenzó a llorar.

Debido al nerviosismo del momento, los agentes tuvieron además que auxiliar a la madre y a la tía del bebé, quienes entraron en estado de shock llegando a perder "el conocimiento y caer al suelo".

Ante la gravedad de la situación, el bebé fue trasladado al centro médico más cercano y en una primera exploración, realizada por el personal sanitario, que hizo saber a los agentes que "su rápida actuación ha salvado la vida del bebé".

ES NOTICIA