almería
almería

Los almerienses aumentaron en un 46% el consumo de bollería durante la cuarentena

Son datos de un estudio realizado por investigadores diplomados y graduados en Nutrición Humana y Dietética de Almería, quienes han tratado de registrar el patrón alimentario durante la fase aguda del confinamiento 

El 47,1 % de los almerienses encuestados declaró haber aumentado su ingesta habitual de alimentos en general con respecto a sus hábitos previos al aislamiento.

2 June 2020

El consumo de productos de bollería durante la cuarentena se incrementó un 46,1% por ciento por parte de los almerienses, lo que supone una subida "alarmante" de este tipo de alimentos debido a su impacto en la salud si no se toman con moderación.

Así se desprende del estudio realizado por un grupo de investigadores diplomados y graduados en Nutrición Humana y Dietética de Almería, quienes con cerca de un millar de encuestas validadas, han tratado de registrar el patrón
alimentario durante la fase aguda del confinamiento derivado de la crisis sanitaria del covid-19.

Según los resultados de dicho estudio, un 47,1 % de los almerienses declaró haber aumentado su ingesta habitual de alimentos en general con respecto a sus hábitos previos al aislamiento, de forma que aunque la mayor subida se dio en productos de bollería, también se constataron incrementos de hasta un 30 % en frutas, frutos secos, verduras y hortalizas. A pesar de que el 96,6% de los encuestados reconocieron que la alimentación tiene una relación directa con la salud, los resultados obtenidos por el grupo de trabajo apuntan a incremento en la tendencia de picar entre horas. "La mitad aumentó esta conducta relacionada con la ansiedad y las emociones al pasar más tiempo en casa", han apuntado.

Asimismo, un 62,2% de los encuestados le dedicó más tiempo a la cocina y a las elaboraciones culinarias, siendo las técnicas de cocción más utilizadas el horno, la plancha y los estofados. En cuanto a la realización de las compras, el número de personas que participaron de forma activa en la adquisición de víveres disminuyó a la mitad, lo que para los investigadores supone un "dato significativo" puesto que la mayoría de supermercados de la provincia suspendió temporalmente el servicio de reparto. A estos datos hay que añadir que un 70,2% de los almerienses pidió menos comida para llevar y a domicilio; aunque, según han observado, "esto podría deberse a una disminución de la oferta".



ES NOTICIA