Un error y un compromiso por el máximo respeto a la figura de Blas Infante

Llegaron 13 quejas sobre el programa “Atrápame si puedes”, algunas de ellas firmadas por representantes de asociaciones ligadas con la Memoria Histórica, a cuenta del programa del día 18 de junio en el que se pregunta a un concursante en qué década murió Blas Infante y, tras fallar, el presentador señala que murió por “la guerra y todo esto”.

21/07/2020 Antonio Manfredi

Una de las quejas señalaba lo siguiente:
Escribo esta queja sorprendido e indignado por lo sucedido en el programa "Atrápame si puedes" en la que se formuló la pregunta a un concursante sobre la década en que había "fallecido" Blas Infante, apostillando posteriormente el presentador que había "fallecido" en la década de los años 30 por "cosas de la guerra civil y eso". Es sabido y está históricamente demostrado que Blas Infante fue fusilado por los sublevados que perpetraron el golpe de estado de julio de 1936. La sentencia se dictó años después de su fusilamiento, su ilegitimidad ha sido declarada por la Ley de Memoria Histórica, por su incontestable injusticia. El propio Estatuto de Autonomía para Andalucía se hace eco de que Blas Infante fue reconocido solemnemente por el Parlamento de Andalucía, en un acto de justicia histórica, como Padre de la Patria Andaluza en abril de 1983. El Grupo ultraderechista de VOX ha venido vertiendo los más graves insultos a la figura histórica de Blas Infante en los últimos meses, ante el silencio cómplice del Gobierno de Andalucía, lo que constituye una incomprensible estrategia de blanqueo de las atrocidades cometidas por la represión sangrienta de un régimen totalitario. Este episodio no es sino un exponente de ese proceder, que debe ser rectificado y no puede quedar sin consecuencias. Canal Sur no puede prestarse a eso. La Ley Andaluza de memoria histórica y democrática establece en su artículo 48 que, a través de los medios de comunicación públicos de Andalucía, se potenciará el conocimiento de la Memoria Democrática de Andalucía mediante programas divulgativos de debate, documentales y de ficción, y mediante la cobertura informativa de las actividades relacionadas con la materia, para lo que se debía aprobar un manual de estilo sobre lenguaje y tratamiento de la información en materia de memoria democrática. Es más, en su artículo 41.8 mandata que los medios de comunicación públicos andaluces, en su condición de servicio público, contribuirán a hacer efectivo el derecho a la verdad de la sociedad andaluza. No parece a la vista de los acontecimientos, que Canal Sur en los últimos tiempos esté cumpliendo con ese mandato, sino más bien lo contrario. Y como muestra, otro botón. La Ley Andaluza de memoria histórica y democrática en su artículo 17, declara el 14 de junio de cada año Día de recuerdo y homenaje a las víctimas del golpe militar y la Dictadura, y establece que las instituciones públicas andaluzas impulsarán en esa fecha actos de reconocimiento y homenaje, con el objeto de mantener su memoria y reivindicar los valores democráticos y la lucha del pueblo andaluz por sus libertades. Basta repasar la programación de Canal Sur en esa fecha para llegar a la triste conclusión de su nulo compromiso con sus obligaciones. Es por ello que solicito por este medio que se tomen las medidas necesarias para rectificar está trayectoria y solicitar la depuración de responsabilidades con la productora del programa en que de manera tan flagrante se perpetró la aberración que nos ocupa y, en su caso, el cese del Director de la cadena por la deriva observada en el tratamiento de la memoria histórica y democrática y del derecho de los andaluces y andaluzas a conocer la verdad de lo acaecido, todo con el objetivo de la no repetición de las violaciones de los derechos humanos que tristemente se perpetraron.

El tema tuvo gran eco mediático. El Defensor solicitó el oportuno informe, que quedó en los siguientes términos:
Estimado espectador: Agradecemos sinceramente que siga atentamente el programa y por depositar su confianza en nosotros. En relación a la queja por la pregunta formulada en el programa Atrápame si puedes emitido el pasado día 18 de junio, lamentamos haberle causado molestias.
Nuestra intención no es otra que el entretenimiento de un público familiar, basado en el conocimiento de temas de cultura general. Del mismo modo, como bien sabe, se han formulado preguntas sobre el origen del color verde de la bandera de Andalucía o el personaje mitológico que figura en el Escudo. Nuestra intención no ha sido la de generar polémica, pues no es el objetivo del programa y por ello le pedimos, sinceramente, nos disculpe.
Como bien sabe, la pregunta versaba sobre el momento histórico y en concreto la década del fallecimiento. Es por ésto que entendimos como correcto el uso del verbo fallecer -sinónimo de morir- que engloba tanto la causa natural, accidental como violenta.
Le agradecemos su crítica y aportación de calidad. Tomamos cumplida nota de ello y le reiteramos nuestras más sinceras disculpas. Nos complace contar con aportaciones de espectadores ilustrados y sinceros como usted.
Hasta aquí la respuesta. Como Defensor de la Audiencia le reitero nuestras disculpas y le agradezco su contacto. Fue un error que desmerece la figura de Blas Infante, cuyo reconocimiento como referencia de la Autonomía Andaluza todos estamos obligados a reconocer y preservar. Gracias y a su disposición.



Nota del Defensor

Conforme a la NORMA del Consejo de Administración que regula las funciones del Defensor de la Audiencia de la RTVA, para Canal Sur Radio, Canal Sur Televisión, Canal Sur 2, Andalucía TV, Canal Sur Andaluía o cualquier otro de los medios de la RTVA, no se admiten quejas, sugerencias ni opiniones anónimas. Si se llama al contestador es necesario especificar el nombre y el teléfono o dirección del comunicante.

Párrafo de la norma reguladora del Defensor Defensora de la Audiencia de la Radio y Televisión de Andalucía:

"El servicio público que corresponde a la RTVA requiere mecanismos de comunicación directa con la ciudadanía usuaria de los medios de comunicación de titularidad autonómica, para que ésta pueda formular reclamaciones, quejas y sugerencias, así como recibir respuestas adecuadas a sus planteamientos, en todo aquello que afecte a sus derechos como oyentes y telespectadores".