Uso de Cookies

X
Estamos modificando nuestra Web | Disculpen las molestias
Gala 25 | Sábado 3 de Marzo

Raquel y Miriam sobreviven al desafío

La suerte, en forma de sobre negro, jugó un papel decisivo para que Raquel tenga la semana que viene una nueva oportunidad, tras perder el desafío frente a Miriam, interpretando la sevillana "Del color del caramelo".

El programa "Yo soy del Sur" comenzó este sábado 3 de marzo con la actuación de Brumas. El grupo de sevillanas nos interpretó en directo “Aprende a perdonar”. Junto a Brumas, el otro invitado de la noche fue Antonio Cortés. El artista, que saltó a la fama por su participación en la primera edición de "Se llama copla", acaba de cumplir diez años en el mundo de la música. Cortés cantó una sevillana y un tema de su nuevo disco, "Volemos alto".

Tras la actuación de Brumas llegó el primer Desafío de la noche. La semana pasada, Raquel la desafiante de la noche se enfrentó a Ana, una de las concursantes más veteranas. Raquel ante tanta presión se derrumbó y a duras penas pudo concluir su actuación y perdió el Desafío Final. Sin embargo, la suerte le sonrió a una de las desafiantes más simpáticas y risueñas de esta temporada. Gracias al Sobre Negro, esta semana tuvo una segunda oportunidad esta semana.

Raquel se enfrentó a Elisa, una joven de 26 años de Torrox (Málaga). Sus dos hijas le dieron una sorpresa y la animaron a ganar el Desafío. A ellas se sumaron las familias de las dos concursantes que fueron ‘sufridores, en directo de su actuación. Ambas cantaron “Bésame de Nuevo” de Abelardo González. El jurado se decantó por la actuación de Raquel. Por fin la desafiante se hacía con un banquito en “Yo soy del Sur

Otro de los protagonistas de la gala fue Manuel. Tras seis meses de concurso, Manuel está triste y deprimido. Los comentarios de Pive de la semana pasada, le hicieron mucho daño. Al concursante cada vez se le hace más cuesta arriba seguir en el concurso. No quiere que esto le afecte a su familia, cada vez más preocupada. Se siente maltratado por el jurado, aunque semana tras semana ha contado con el apoyo de la audiencia y de sus compañeros.

Este sábado, Pive Amador volvió a criticar la actuación del concursante. Según él, hay muchos concursantes con un nivel mucho mayor que él y que no cuentan con tanto apoyo del público. Pepe, El Marismeño, le llamó aficionado. Manuel se encaró con él. Fueron momentos tensos. El jurado le volvió a dar un rojo y concluyó que quizás Manuel ya había alcanzado su tope y ya no daba más de sí.

El ambiente se fue relajando con la sorpresa que recibió Jonathan. Arropada por el resto de concursantes, Natalia, la mujer del concursante, apareció en el plató mientras éste cantaba “Sueños de amor”

El concursante no pudo contener los nervios y se emocionó al verla. Al matrimonio no le han ido muy bien las cosas en los últimos tiempos y ahora la suerte les sonríe a los dos. Natalia ayudó a Jonathan en uno de los momentos más difíciles de su vida. Él, en directo, declaró que está “enamorado hasta las trancas” de su mujer. El jurado valoró su emocionada actuación y reconoció su gran capacidad para transmitir el sentimiento de sus sevillanas. Pive Amador le felicitó y le dio un verde en nombre de todo el jurado.

Tras la ronda de actuaciones individuales la clasificación quedó de la siguiente manera: Todos los concursantes obtuvieron un verde salvo Manuel quien recibió el único rojo de la noche. El Desafío de grupos lo ganó el equipo formado por Rocío Silva, Ana, Estela, Fran y Manuel. Los concursantes con doble verde fueron Rocío Silva, Ana, Estela y Fran, el resto se quedaron en zona de peligro con un verde y un rojo.

Los nominados al Desafío Final fueron Raquel, Pilar, Olaya y Miriam. Ana fue la favorita de la noche, al ser la concursante con dos verdes que mayor apoyo del público había recibido. Ella salvó a Olaya. Según los votos de la audiencia la siguiente en salvarse fue Pilar.

Miriam y Raquel protagonizaron el Desafío Final. Las dos concursantes interpretaron una sevillana de Los Marismeños titulada “Del color del caramelo”. La veteranía y calidad de Miriam convencieron al jurado que finalmente se decantó por la cordobesa de 27 años.

Raquel quedó a merced del Sobre Negro y por segunda vez consecutiva tuvo la suerte de tener otra oportunidad la semana siguiente.