Uso de Cookies

los reporteros
Los Reporteros | Vuelve a ver

Envejecer en compañía

El 23% de las personas mayores viven solas

Tener proyectos e ilusiones es una de las claves para un envejecimiento activo

La esperanza de vida en nuestro país sobrepasa los 82 años para los hombres y los 85 para las mujeres

22 February 2020

Casi millón y medio de andaluces superan los 65 años. El 23% viven solos. Si la salud lo permite, comienzan una etapa que puede ser una nueva oportunidad para disfrutar de la vida. Muchos deciden hacerlo dejando la que era su casa y buscando el que será su nuevo hogar. Así lo decidieron Ignacio, Carmen y Aurelio. Ellos son algunos de los protagonistas de "Envejecer en compañía", la nueva entrega de Los Reporteros .

"En el momento de venirme a la residencia, en aquel entonces, me sentía yo muy mal, porque me faltó mi hermana y cogí una depresión muy grande porque era como mi madre. Estuve esperando tres años". Son las palabras de Ignacio Escobarresidente del Centro de Mayores de Marchena. Tras esa espera, Ignacio se mudó a la residencia, a sólo 13 kilómetros de la casa familiar en Paradas. De aquello hace ahora diez años.

"Estuve dos años esperando que me dieran aquí un local para el taller, aquí tengo mi vida encerrada". Tener proyectos e ilusiones, como Ignacio, es una de las claves para un envejecimiento activo.

Entre crucigramas, Aurelio Morillo repasa su vida, la de un exdirectivo de banca que fue perdiéndolo todo hasta tocar fondo. Está también en la residencia Centro de Mayores de Marchena. "Me vi en la calle, desasistido, por esta cabecita, le ha gustado mucho el juego, las mujeres y la bebida, ganando billetes por un tubo...".

Isabel Galvá, geriatra, nos cuenta que las personas llegan actualmente a los 65 años mucho mejor que antes. Pueden ser emprendedoras, llevar actividades para esta sociedad teniendo en cuenta todo su bagaje de experiencia que pueden ser muy satisfactorias para la sociedad en la que viven, pero no se han tenido en cuenta.

Es el caso de Carmen Vilchez que derrocha vitalidad. En un apartamento tutelado (Residencia Adorea) disfruta de su jubilación, ahora que ha dejado a su hija la casa familiar. Hasta 1800 euros de alquiler se llegan a pagar por vivir aquí con todo tipo de comodidades contratadas según las necesidades del cliente: es el precio de la independencia, sin renunciar a un servicio de atención 24 horas.

"Aquí puedes contratar diferentes cosas, la comida aquí o bajar al restaurante, la limpieza o el jardín, que sí entra en lo que a mi me corresponde de alquiler. Y luego yo ya me compro cositas para la noche, me hago una tortilla".

La esperanza de vida en nuestro país sobrepasa los 82 años para los hombres y los 85 para las mujeres, y cada vez tenemos más centenarios. Pero el de nuestros mayores no es un colectivo uniforme, y la salud tiene ahí mucho que decir.

Luis Miguel Rondón de la Asociación de Directores y Gerentes Servicios Sociales: "Aquí estamos acostumbrados al modelo familista que heredamos, en el que las mujeres se encargaban de los mayores y eso está cambiando y no se está correspondiendo con una respuesta pública".

Para los más previsores, llega del norte de Europa la experiencia del cohousing, o viviendas colaborativas, una forma de envejecer entre amigos, donde la sintonía del grupo es lo primordial. Prácticamente en todas las provincias andaluzas hay ya proyectos en marcha, como la Cooperativa de viviendas CUSLAR. Su presidente, Joaquín Mila, nos cuenta que cada uno tendrá su propia vivienda allí, acompañada de otra parte comunitaria donde tendremos lavandería, peluquería, gimnasio… La idea es que el que entre allí pueda morir allí; tendremos una unidad de cuidados para personas dependientes". 

 

ES NOTICIA