Uso de Cookies

publicidad
LOS REPORTEROS

El nuevo fenómeno de los depredadores sexuales en manada

Hay un nuevo perfil de violador: se inspira en el porno, disfruta grabando en vídeo sus actos y los comparte, no tiene conciencia de la pena de cárcel que le puede caer porque cree que la responsabilidad se diluye en el grupo.

16 November 2019

La Manada, de aquellos San Fermínes de hace ahora tres años, ha marcado un antes y un después en la violación múltiple, sobretodo por el seguimiento que se hizo en los medios de comunicación, donde a fuerza de repetir el nombre que tenía el grupo de Whatsapp de los acosadores, se ha acabado acuñando una nueva forma de violación grupal, dotada de un perfil y una narrativa propia.

Se normaliza la agresión convirtiéndola en una cuestión de poder, no de sexo.Atrás dejan niñas rotas que no se sienten amparadas por la justicia y además sienten que tienen que demostrar que no dijeron si, lo único cierto es que ellos si son agresores.

Noche cerrada en cualquier lugar de España, comienza la fiesta...miles de jovenes salen a reir, a beber, a divertirse...no saben que entre ellos hay manadas, chicos de entre 14 y 28 años, que acechan, que han salido de caza como la jauría que son. Este es el perfil que se repite en las manadas que este verano violaron y agredieron a más de 20 mujeres, muchas de ellas niñas.

Según los expertos hay un nuevo perfil de violador: se inspira en el porno, disfruta grabando en vídeo sus actos y los comparte, no tiene conciencia de la pena de cárcel que le puede caer porque cree que la responsabilidad se diluye en el grupo.Esto no va de sexo, va de demostrar quién tiene el poder.

Ahora es la pornografía que consumen estos jóvenes desde los 9 años la que imitan y lo graban para demostrar que ellos también pueden participar en una sesión de gang bang o de bukkake. En otras palabras, sexo violento de varios hombres con una mujer.

La lacra, desgraciadamente, parece no tener fín. Estos últimos meses ha ocurrido en Bilbao, Barcelona, Benidorm, Murcia, Sevilla, Cullera, Blanes, Manresa y Canet de Mar. No hay datos oficiales, tan sólo sabemos que en el año 2018 se produjeron 13.811 delitos de carácter sexual. La única referencia que existe es la que ofrece la web Geoviolenciasexual.com: en 2016 se produjeron 17 violaciones en manada, 14 en 2017, 59 en 2018 y 42 en lo que va de año.

La cuestión ahora es preguntarnos por qué, una de cada cinco mujeres violadas no denuncia.

Sin ir más lejos, a los seis jóvenes acusados de haber violado por turnos a una chica de 14 años en Manresa en octubre del 2016, se les ha imputado hace diez días un delito de abuso no de violación.

Las manifestaciones de rechazo ante esta barbarie han recorrido las calles de toda España.Las mujeres han salido a defender sus derechos, a decir basta, a vivir su sexualidad en libertad en todo momento y en todo lugar.

Los integrantes de la manada de Pamplona, menos Angel Boza, se enfrentan ahora a un juicio en Pozoblanco, Córdoba, por una agresión descubierta a partir de un vídeo que se encontró en uno de los móviles de San Fermines, en él abusan de una joven que esta bajo los efectos de alguna sustancia. El fiscal pide siete años de prisión para cada uno de ellos.

Ahora sólo falta cambiar el Código penal, educar en igualdad y que sea esta el centro de la agenda social y política de nuestro país.

"Es muy importante que dejemos de educar a nuestras hijas para que se cuiden de no ser violadas…..y empezar a educar a nuestros hijos para que no violen".

ES NOTICIA