Uso de Cookies

LOS REPORTEROS

Refugiados, el drama infinito

El 76 por ciento de todas las solicitudes que se registran en nuestro país son rechazadas, porque no es fácil demostrar que sufres persecución.

8 February 2020

Tras una década de masivos desplazamientos migratorios, no hay pasos suficientes que encaminen soluciones ni a corto, ni a medio plazo para miles de personas que huyen del horror. La protección de los refugiados se ha convertido en uno de los grandes problemas de nuestra era y es un drama que parece no tener fin.

Nos encontramos en Sanlúcar de Barrameda con Paco Gudín, un experimentado capitán de la Marina Mercante, ya jubilado, que ha pasado los últimos 10 años tripulando los buques de la guardia civil en coordinación con FRONTEX, la agencia europea de vigilancia de fronteras. En esa década, ha vivido el drama de las migraciones muy de cerca, después de rescatar a más de 7000 personas en alta mar.

Ibrahima conoció en primera persona el funcionamiento de estas mafias que se lucran con la vida de los más débiles. Logró el estatus de refugiado en España tras huir de Guinea Conakry por motivos políticos.

Ibrahima trabaja ahora para la comisión de ayuda al refugiado en Sevilla, ´colabora con personas como Admedh, un estudiante de Bangladesh que lleva más de quince meses esperando respuesta a su petición de asilo . Perseguido por su activa participación en las revueltas estudiantiles de su país, huyó atravesando media Asia, y variios países africanos, para llegar a Europa.

Conseguir el estatus de refugiado es muy complicado. El 76 por ciento de todas las solicitudes que se registran en nuestro país son rechazadas, porque no es fácil demostrar que sufres persecución, tal y como se exige para acogerse a este estatus. 

Diana pidió el asilo al llegar desde Venezuela como turista, pero se lo rechazaron. Un acuerdo bilateral entre este país y España permite a sus ciudadanos el acogimiento por razones humanitarias. No siempre se cumplen sus expectativas.

Europa ha puesto en marcha una política de contención de migrantes, ayudando económicamente a terceros países receptores, como Turquia, Marruecos o Argelia, y hay un acuerdo entre los 28 para separar a los posibles refugiados de los denominados inmigrantes económicos. La gran crisis humanitaria, también es una crisis solidaria. Aquí puedes ver el programa completo.