Uso de Cookies

La noche tuvo incontables desafíos con dos concursantes repescados

Entre los contenidos del programa destaca la presentación que el grupo Lubricán con su nuevo trabajo discográfico y el regreso de la gran triunfadora en la última temporada.

En una gala atípica como pocas, la onubense Ariadna García, Ari, resultó quien más consiguió pescar en el río revuelto de una jornada que comenzó con tan solo 8 concursantes en lugar de los 10 que prevé el reglamento. Y es que la noche arrastraba las consecuencia de la semana anterior en la que dos concursantes perdieron su silla, condenados por sendos sobres negros.

Por eso, la organización del programa incluyó a 4 de los expulsados, para competir por esas dos sillas vacantes. Entre ellos, la propia Ari. La cantante no sólo venció en el duelo de repesca, sino que consiguió ser la favorita de la noche con na actuación individual muy inusual, interpretando un tema de Las Ketchup. Rubén también resultó agraciado en la repesca.

El desafío final resultó en la victoria de África frente al retante, Javier, pero tendría consuelo el aspirante porque el sobre negro le deparó una última oportunidad para la semana que viene.

Las chicas del concurso arrancaron la noche interpretando un combinado de sevillanas que se convirtieron en memorables por pertenecer al repertorio de María del Monte.

Como artistas invitados, el grupo Lubricán presenta a los andaluces su nuevo trabajo discográfico; y el retorno de Ana de Caro, ahora convertida en una estrella a la que no le falta los conciertos y los proyectos.

ES NOTICIA