Uso de Cookies

La hora de Andalucía

Ser padre no es lo que era

19/03/2019

En este 19 de marzo celebramos el Día del Padre. Es una conmemoración que coincide con el Día de San José, padre putativo de Jesús. La idea de celebrar este día surge el 19 de junio de 1909 en Washington, cuando una mujer llamada Sonora Smaer Dodd quiso homenajear a su padre, un veterano de la guerra civil que tuvo que criar solo a sus seis hijos.

Como William Dodd había nacido un 19 de junio, su hija propuso el día del cumpleaños como el día del padre. La idea fue acogida con entusiasmo en varios estados y en 1924 se establece como Día Nacional del Padre. Desde entonces, en los países anglosajones se celebra el Día del padre el tercer domingo de junio, mientras que en los países católicos se optó por el Día de San José.

En España, la festividad tal y como ha llegado hasta nuestros días, tiene lugar gracias a Manuela Vicente Ferrero, una maestra que impartía clases en el colegio femenino de el Santo Ángel de Madrid. Nely, que así era como se le conocía, decidió celebrar en su escuela una jornada festiva para homenajear a los padres de sus alumnas en 1948. Manuela Vicente expuso su idea en un artículo en 'El Magisterio Español'. Y la iniciativa fue calando y extendiéndose por otros centros. A partir de 1953 toma un impulso decisivo cuando Galerías Preciados empieza a promocionar regalos relacionados con el Día del Padre.

Los padres celebran este día, pero ¿valoramos la figura del padre?

Cada vez hay más voces que aseguran que la figura del padre se ha devaluado en las últimas décadas. Algunos padres dicen que no se les tienen en cuenta y entre un amplio sector de padres separados crece la sensación de discriminación. La figura del padre ha cambiado a lo largo de los años y no siempre ha tenido la misma importancia. En las sociedades preagrarias el concepto de familia no existía como tal y se consideraba a la madre como única creadora de la vida. Es el paso a las sociedades agrícolas y del pastoreo el que dio lugar a una nueva estructura social y la figura del padre comienza a ocupar un lugar relevante.

En la actualidad, los cambios sociológicos, culturales y económicos, así como los nuevos modelos de familia, han modificado su figura y su función. Antes teníamos la imagen cultural de que el buen padre era aquél que era estricto, fuerte y dominante. Aquél padre que proveía económicamente y que simbolizaba la figura de disciplina y protección. De los padres autoritarios de la segunda mitad del siglo XX hemos pasado a una figura paterna más permisiva con su descendencia. Según el último Informe Nacional sobre la Infancia en España, los padres de hoy son más cariñosos y menos autoritarios. Y aunque todavía son las madres quienes dedican más tiempo a los niños entre 9 y 16 horas diarias, frente a las 5 de los padres, estos juegan más con los niños que antes.

Por eso nos preguntamos muchas cosas como estas: ¿Qué es ser padre hoy? ¿Valoramos la figura del padre? ¿Crees que esa figura ha adoptado un papel secundario? ¿Qué te enseñó tu padre? ¿Qué es lo que más recuerdas? ¿Qué tienes de tu padre? ¿Te has criado con un padre ausente? ¿Echas de menos a tu padre?

Analizamos este asunto en el Tema del Día de La hora de AndalucíaEste programa y todos los de Canal Sur Radio los tienes en La radio a la carta.

ES NOTICIA