Uso de Cookies

Ballet Flamenco de Andalucía y Gerardo Núñez

10/07/2018

Desde 2002, el Ballet Flamenco de Andalucía se ha «turnado» con otras compañías para realizar "Lorca y Granada" en los Jardines del Generalife que en 2018 han acogido durante todo el verano "Flamencolorquiano". Y precisamente es esta última creación de Rafael Estevez y Valeriano Paños la que el Ballet Flamenco de Andalucía presentará este lunes 24 de Septiembre a las 20:30 horas en el Teatro Maestranza. La jornada la completará el guitarrista Jerezano Gerardo Núñez, a las 23:00 horas, en el Teatro Alameda.

Cuando se hizo cargo de la dirección, Estévez sabía que en 2018 «tocaba» al Ballet Flamenco actuar en el Generalife. «La verdad es que “Flamencolorquiano” está escrito desde el 18 de agosto de 2014 en un Carmen en Granada. Un 18 de agosto murió Lorca. Ni siquiera pensábamos entonces Valeriano y yo que íbamos a estar en el Ballet Flamenco de Andalucía». El proyecto se sustenta en una visita que Valeriano Paños y Rafael Estevez hicieron a la desaparecida bailarina y coreógrafa Pilar López, hermana de Encarnación López, «La Argentinita». «Ella nos recibió en su casa de Madrid, de la calle General Arrando, con aquel patio andaluz que Argentinita había construido para su amor, Ignacio Sánchez Mejías. Llegamos a esa casa, vimos el piano donde tocaba Lorca y cantaba su hermana. Para dos chavales de 25 años, aquello nos impactó. Y hablamos muchísimo sobre Argentinita, sobre el carácter de Federico, que decía Pilar que era como un niño grande siempre queriendo hacer música. Y eso es lo que hemos querido que estuviera en el espectáculo, el Federico alegre. La pena la podemos encontrar en la seguiriya gitana, pero no sobre su figura. Además, nadie hace de García Lorca en el espectáculo».

Rafael Estévez dice que se puede ver al poeta que se va al campo para poder escribir, o el que vive en la Residencia de Estudiantes, o el que visita Nueva York. «Está el poeta festivo de la residencia, pero también el comprometido con las razas perseguidas, por eso hay una suite con músicas de pueblos que generan las bases rítmicas de lo que luego será el flamenco: desde las Tres Morillas de Jaén a la guajira, o la Tarara, una música judía que se cristianiza, el zorongo gitano, que por cierto ha creado un coreógrafo novel como es Alberto Sellés....». En este montaje colabora el coreógrafo de danza contemporánea, Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola, «con quien ya habíamos trabajado anteriormente Valeriano Paños y yo. Juan Kruz nos impregna de su genialidad tan sofisticada y ha hecho una colaboración a nivel escénico, musical y coreográfico».