Uso de Cookies

LA MAÑANA DE ANDALUCÍA

La historia de película de Ana, la joven discapacitada andaluza que 'escapó' de China

Esta chica sevillana se quedó atrapada por el coronavirus y el empeño de su madre y la mediación de La mañana de Andalucía lograron liberarla.

18 February 2020

Después de pasar los 14 días perceptivos de aislamiento en su domicilio por temor al coronavirus, la joven de Alcalá de Guadaíra, discapacitada, que tuvo prácticamente que escapar de China donde permanecía retenida, ha visitado La mañana de Andalucía para contar su odisea. Una pesadilla que el programa vivió muy de cerca por la llamada desesperada de su madre, Mercedes, que ya no sabía a quién acudir para ayudar a que su hija saliera de allí. "Sufrimos una impotencia tremenda. Me llamó llorando que la sacara de allí, que se iba a morir", ha recordado.

Humildad y pobreza

Por su parte, Ana, ha contado cosas muy duras y más propias de una película. Una odisea que comenzaba cuando iniciaba su viaje para conocer el Año Nuevo chino en Shangai de la mano de una amiga china y nada más bajar del avión se decretaba la epidemia por el coronavirus. Decidieron refugiarse en un pueblo de montaña donde vivían los familiares de su amiga y ahí empezaba su calvario. "La primera noche dormimos en un cajón de madera sin almohada ni nada", ha rememorado Ana quien describía la dificil situación dado que "allí viven como aquí hace 50 años. No tienen nada, solo sus huertos y sus gallinas, patos y cerdos". A pesar del desarrollo industrial de China, Ana asegura que se vive una enorme pobreza. "Las ciudades está muy iluminadas, parecen Las Vegas, pero es solo de cara a la galería, porque dentro no hay nada".

Saltándose los controles

Esta joven sevillana ha agradecido el esfuerzo de su madre para traerla de vuelta y la implicación del programa de Canal Sur Radio para hacerlo posible. Pero también ha tenido unas palabras para valorar la valentía de su amiga para sacarla de allí. "Mi amiga se la jugó bajando por las montañas porque los lugareños tenían cortados los accesos para evitar que desde la ciudad subieran y les pudieran contagiar. Además sabía que si iba a la ciudad podrían no dejarla volver", ha precisado.

Riesgo de quedarse sin movilidad

Ana necesitaba salir con urgencia debido a que carecía de una medicación fundamental para ella y que de no tomar le suponía quedarse paralizada. "El medicamento tiene a raya la inflamación vertebral, pero si no hubiera salido me hubiera quedado sin andar, encamada", ha precisado.

ES NOTICIA