Uso de Cookies

LA VOZ DE VIGORRA

Benditos todos los que combaten en esta guerra

Jesús Vigorra da su particular punto de vista sobre los temas de actualidad en La mañana de Andalucía.

JESUS VIGORRA 25 March 2020

Cuando anoche dieron las 8 y como cada día salí al balcón para aplaudir con mis vecinos, a los que no veo en todo el día, en solidaridad con los sanitarios de este país, lo hice con tanta rabia que al despertar esta mañana noté el hinchazón en las manos.

Confieso que cuando empezaron las tardes de aplausos vecinales dije aquí mismo que además de las palmas teníamos que exigir la equipación de los profesiones de la sanidad; médicos, enfermeras, auxiliares, porque el virus no se espantaba haciendo palmas sino protegiéndose. Los resultados a la vista están, 5.400 sanitarios han causado baja, un altísimo porcentaje que no se ha dado en ningún país de los más afectados. ¿Y ahora qué? Podemos confiar que de este desastre nos saque un gobierno que no es capaz ni de proteger a quienes nos tienen que curar, a quienes conforman la primera línea de fuego: la fiel infantería en esta guerra bacteriológica.

Cuando anoche aplaudía con fuerza, rabia y gratitud, no dejé de pensar en la enfermera, que a esa hora estuviera dando la cena a sus hijos, temiendo si para hoy tendría la mascarilla, las gafas, la bata protectora o si tendría que hacerse un recortable con las cortinas del baño. Benditos sean los que hoy volverán a salir al campo de batalla, que es un cuerpo único, el todos nosotros, donde se baten la medicina y el coronavirus. Benditos sean los que se van curando, benditas las manos de quienes hacen mascarillas, batas y trajes para proteger a nuestros guerreros, benditos los que se quedan en casa ya sea por precaución, egoísmo o solidaridad, benditos los espíritus generosos que también los hay entre parias y empresarios, benditas sean la voz y las manos que ayudan a morir a tantas personas que no pudieron ni despedirse de sus hijos o nietos. Bendita la tierra que da alimentos para todos. Bendida la lluvia que moja la cara de los muertos.

ES NOTICIA