Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


La multinacional Celgene abre en Sevilla su centro de referencia para Europa

La multinacional estadounidense Celgene, una de las tres primeras corporaciones biotecnológicas del mundo, ha inaugurado hoy en Sevilla el Instituto Celgene para la Investigación Translacional de Europa (CITRE en sus siglas en inglés) en el que tiene previsto invertir 45 millones de euros en tres años.

25/02/2011 Informativos CanalSur

CITRE, que se ubica en el parque científico Cartuja 93, coordinará la investigación biomédica de esta multinacional en Europa e inicia sus trabajos con cinco laboratorios especializados en investigación celular para desarrollar terapias avanzadas para patologías como el cáncer y enfermedades raras.

"Este centro nace como punto de anclaje para toda Europa de nuestra empresa, que ha materializado una visión global de la investigación biotecnológica translacional", ha destacado el presidente de Celgene, Tom Daniel.

Una de las características de esta multinacional, que empleará en CITRE a unos treinta científicos "de altísima cualificación" tanto de España como de otros países, es su apuesta por la investigación translacional, aquella que pretende trasladar lo antes posible la investigación básica a la práctica clínica.

Por ello, CITRE colaborará con centros de investigación y hospitalarios del sistema sanitario público andaluz que le ofrece 8 millones de usuarios potenciales para sus ensayos clínicos y una de las más potentes infraestructuras biomédicas de Europa, según han destacado directivos de Celgene y autoridades del Gobierno central y de la Junta de Andalucía.

CITRE colaborará con algunas investigaciones de terapia celular iniciadas ya por Cegene en Estados Unidos, entre ellas la que utiliza células madre obtenidas de la placenta humana -la denominada línea celular DPA-001- que ha despertado importantes expectativas para la regeneración de sistemas inmunológicos deficientes o de tejidos dañados.

"Celgene ha apostado desde hace un década por investigar la capacidad regenerativa de la placenta humana, un tejido que, como se demuestra durante el embarazo, tiene unas grandes propiedades médicas y no causa ningún tipo de rechazo en trasplantes", ha explicado el doctor Robert Hariri, fundador de Celgene Cellular Therapeutics y premio Thomas Alca Edison en 2007.

Estas investigaciones de CITRE han logrado la máxima subvención posible del proyecto del Gobierno español Invest in Spain, para atraer inversiones exteriores a España.

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha subrayado que esta apuesta de Celgene por Andalucía demuestra que la sociedad andaluza, "más allá de los tópicos, tiene una fortaleza y una capacidad sobresaliente para adaptarse a los nuevos tiempos aportando salud e innovación al mundo".

En su opinión, la elección de Sevilla como sede de este centro de investigación internacional evidencia y refuerza "la apuesta" de Andalucía "por hacer de la salud y de la investigación biomédica una apuesta estratégica para el futuro".

El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, ha subrayado que CITRE es uno de los mejores ejemplos de los frutos que genera una adecuada cooperación entre las administraciones central y autonómica, y de éstas con la iniciativa privada, y ha destacado que en la elección de Sevilla por de Celgene se explica porque Andalucía "tiene uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo".

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha recordado la apuesta política y económica mantenida por la Junta de Andalucía en la última década por la investigación con células madre, que ha calificado como "el mascarón de proa" de la investigación andaluza.

Los intervinientes en el acto han subrayado la decisiva labor del el ex ministro de Sanidad Bernat Soria para que Celgene ubicara en Sevilla su centro de referencia europea.

Al la inauguración han asistido, además de Soria, un elenco de los mejores investigadores biomédicos españoles, entre ellos, Santiago Grisolía, César Nombela, Jesús San Miguel, Alejandro Madrigal o Carlos Cordón-Cardó.