Uso de Cookies

PACTO DE TOLEDO

Gómez mantiene alargar la vida laboral para garantizar las pensiones

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, dejó hoy claro que la reforma de las pensiones se tiene que centrar en alargar la vida laboral, aumentar el cómputo para el cálculo de la prestación y reducir las prejubilaciones.

Informativos CanalSur 01/12/2010

Durante su primera intervención en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, que analiza la reforma del sistema público de pensiones, Gómez advirtió de que "no hay salida" a retrasar la edad de jubilación y que el Gobierno mantiene su propuesta de elevarla en dos años, de 65 a 67.

El ministro dijo a los grupos parlamentarios de la comisión del Pacto de Toledo que el papel del mismo no es entrar en "detalles" sobre cifras, sino en llegar a acuerdos sobre "grandes orientaciones en política de pensiones".

Además, reiteró la necesidad de reducir las prejubilaciones y las jubilaciones anticipadas, y que no supongan un coste a la Seguridad Social.

"La mejor forma de prolongar la edad real de jubilación es "alargando la edad legal", que ahora es a los 65 años.

Aunque explicó que para retrasar la edad "ordinaria" de jubilación existen "gran variedad de fórmulas a considerar", el ministro, subrayó que "no hay salida" en esta cuestión y que no estaría "jugando limpio" si dijera otra cosa.

En declaraciones posteriores a los medios tras su comparecencia, Gómez también precisó que la comisión del Pacto de Toledo no debe fijar en cuántos años ha de aumentarse el cómputo para calcular las pensiones, que ahora es de 15 años.

Esto, al igual que el retraso en la edad de jubilación, lo deberá decidir posteriormente el Gobierno, tras conocer las recomendaciones generales del pacto y negociarlas con los agentes sociales (sindicatos y patronal).

A pesar de estas premisas, Gómez se mostró confiando en que la comisión del Pacto de Toledo alcance un acuerdo para reformar el sistema de pensiones que considera "imprescindible e inaplazable".

Los portavoces parlamentarios del PP, ERC-IU-ICV y Grupo Mixto expresaron sus dudas respecto a que el Gobierno quiera lograr un consenso con ellos para reformar las pensiones, ya que coincidieron en afirmar que el Gobierno trabaja al dictado de los mercados.

Para el diputado del PP Tomás Burgos, el Ejecutivo cada paso que da parece que es para hacer "inviable" el Pacto sobre las pensiones o para poner en "situación límite" a los grupos, por lo que preguntó al ministro si va a imponer el acuerdo.

No obstante, indicó que sólo una medida, la de los 67 años, impide el acuerdo.

En nombre del Grupo Mixto, Olaia Fernández Dávila (BNG) también rechazó que se eleve la edad de jubilación y advirtió al ministro de que no puede pedir a los partidos que hagan un esfuerzo en aras del consenso y luego presentar una propuesta que no les tenga en cuenta.

Al respecto, desde ERC-IU-ICV, Gaspar Llamazares (IU) pidió a Gómez que les diga si el Gobierno ya está preparando el decreto ley de reforma de las pensiones cuando los grupos están trabajando en la materia; mientras que Joan Tardá (ERC) le dijo que si retira, "transitoriamente", su propuesta de elevar la edad de jubilación en "72 horas" habría acuerdo.

El diputado del PNV, Emilio Olabarría, expresó la disposición de su grupo al consenso, aunque recriminó al ministro el no haber "arrojado la más mínima luz sobre lo que tenemos que hacer".

Carles Campuzano, de CiU, destacó que hay "espacio para el acuerdo" porque hay coincidencia en que la prolongación de la vida laboral debe ser voluntaria e incentivada y no obligada.

También la diputada del grupo socialista Isabel López i Chamosa consideró que hay margen de acuerdo, pero se preguntó si hay voluntad para ello por parte de todos los grupos.